Jurídico 


¿Qué es la desheredación?

Desheredar equivale a privar de la legítima mediante una previsión testamentaria del causante a cualquiera de los herederos forzosos. Para poder hablar de desheredación es necesario que concurra alguna de las causas que expresamente señala la ley y que además esta desheredación se efectúe en testamento. Si falta alguna de estas circunstancias no cabe una desheredación justa.

En primer lugar, para entender la desheredación es necesario conocer las personas que pueden ser desheredadas.

El Código Civil prevé que son legitimarios (herederos forzosos por ley):

1)            Los hijos y descendientes, respecto de sus padres y ascendientes.

2)            En su defecto, los padres y ascendientes, respecto de sus hijos y descendientes.

3)            El viudo o viuda, en la forma y medida establecida en el CC. Aquí no se establece que sea en defecto de los anteriores, sino que se superpone a los anteriores.

Carecería de sentido que nuestro código estableciese un sistema de legítimas del causante si este pudiese desheredar a los herederos forzosos, por lo tanto, lo lógico, es que si se limita la libertad de testar del causante estableciendo unas cuantías que necesariamente debe dejar a sus herederos forzosos, esto deba ir acompañado de medidas que hagan imposible omitirles.

La designación de legitimarios no puede imponerse al causante en cualquier caso, sino únicamente en los supuestos de herederos forzosos vistos anteriormente, los cuales tienen derecho a recibir una parte de la herencia del causante. Pero, esto es algo que no puede imponerse bajo cualquier circunstancia, sino sólo en situaciones de normalidad familiar; de tal manera que si esta situación no existe, si no hay un afecto familiar derivado de un hecho grave, se permite que los herederos forzosos dejen de serlo y pierdan el derecho a su cuota legitimaria.

En cuanto a las causas de desheredación en buena medida se solapan con los supuestos de indignidad. Son distintas en función de qué categoría o cualidad tenga el legitimario al que pretendemos desheredar.desherear 300x180

  • Causas de desheredación de los hijos y descendientes:

a)            La contemplada en el art. 756.2 CC. El que fuere condenado en juicio por haber atentado contra la vida de su testador, ascendientes y descendientes.

b)            La contemplada en el art. 756.3 CC: El que hubiese acusado al testador de delito al que la ley señale pena no inferior a la de presidio o prisión mayor, cuando la acusación sea declarada calumniosa.

c)            La prevista en el art. 756.5 CC: El que, con amenaza, fraude o violencia, obligare al testador a hacer testamento o a cambiarlo

d)            La prevista en el art. 756.6 CC: El que por iguales medios impidiere a otro hacer testamento, o revocar el que tuviese hecho, o suplantare, ocultare o alterare otro posterior

e)            El haber negado sin motivo legítimo al padre o ascendiente que le deshereda.

f)             Haber maltratado al causante de obra o injuriado gravemente de palabra.

  • Causas de desheredación de los padres y ascendientes:

a)            Las contempladas en el art. 756.1, 2, 3, 5 y 6.

1.            Los padres que abandonaren, prostituyeren o corrompieren a sus hijos.

2.            El que fuere condenado en juicio por haber atentado contra la vida del testador, de su cónyuge, descendientes o ascendientes. Si el ofensor fuere heredero forzoso, perderá su derecho a la legítima.

3.            El que hubiese acusado al testador de delito al que la ley señale pena no inferior a la de presidio o prisión mayor, cuando la acusación sea declarada calumniosa.

4.            El que, con amenaza, fraude o violencia, obligare al testador a hacer testamento o a cambiarlo.

5.            El que por iguales medios impidiere a otro hacer testamento, o revocar el que tuviese hecho, o suplantare, ocultare o alterare otro posterior.

b)            El que hubiere perdido la patria potestad por las causas previstas en el art. 170 CC.

c)            Cuando haya negado alimentos a los hijos o descendientes sin motivo legítimo

d)            Cuando uno de los padres hubiese atentado contra la vida del otro (no contra la vida del hijo, pues este ya está recogido en los supuestos de indignidad) o contra la de otros ascendientes si no hubiera habido entre ellos reconciliación.

  • Causas de desheredación del cónyuge:

a)            Las previstas en el art. 756.2, 3, 5 y 6.

b)            Por haber incumplido grave o reiteradamente los deberes de los cónyuges

c)            Causas que dan lugar a la pérdida de la patria potestad conforme al art. 170 CC.

d)            Haber negado alimentos a los hijos o al otro cónyuge.

e)            Haber atentado contra la vida del cónyuge testador si no ha habido reconciliación.

La desheredación es justa si se ha realizado en testamento y haber expresado en el mismo la causa legal en la que se funda.

Si la persona que ha sido desheredada niega la concurrencia de la causa, quien tiene que probar que es cierta, son los demás herederos que son los que se ven afectados en la medida en que su porción hereditaria aumenta o disminuye.

Sin embargo, es injusta si:

–              la desheredación se ha hecho sin expresión de la causa.

–              Cuando la causa no es una de las señaladas en el CC.

–              Cuando concurra una causa cuya certeza una vez que ha sido discutida por el desheredado no se prueba.

En cuanto al alcance, en nuestro sistema jurídico la desheredación alcanza a la totalidad de la cuota legitimaria que podría haber correspondido a la persona que es desheredada. No es posible una desheredación parcial.

Los efectos de la desheredación son distintos si esta es justa o injusta:

–              Si es justa: la persona desheredada pierde su derecho a la legítima. Si esta persona desheredada tiene hijos o descendientes van a ocupar en la legítima su posición.

–              Si es injusta: en este caso las consecuencias son parecidas a los supuestos de preterición. Hay que proceder a anular la institución de heredero sólo en cuanto perjudique al desheredado. Este lo ha sido injustamente. Si con la reducción de la institución de heredero no llega habrá que proceder a reducir las demás disposiciones testamentarias según las reglas generales.

Aunque exista una causa legal de  desheredación esta no puede llevarse a efecto si hay una reconciliación entre el ofensor y el testador (causante de la sucesión). El artículo 856 CC establece que la reconciliación posterior entre el ofensor y ofendido priva a este del derecho a desheredar y si ya hizo la desheredación, quedará sin efecto.

Vía | Código Civil

Imagen|La desheredación

En QAH|¿Es conveniente otorgar testamento?

RELACIONADOS