Economía y Empresa 


¿Qué es la cuenta ahorro-empresa?

La cuenta ahorro-empresa es un incentivo fiscal que nace para facilitar la creación de empresas mediante el fomento del espíritu emprendedor, siguiendo las recomendaciones efectuadas por la Comisión Europea del Libro Verde de “El espíritu empresarial en Europa” con el fin de contribuir a estimular al ahorrador español, de modo que oriente su esfuerzo inversor hacia la creación y desarrollo de nuevos negocios mediante incentivos fiscales que potencien este tipo de ahorro.

 ¿Cuáles son las características principales?

– Debe ser una cuenta separada de cualquier tipo de imposición y debidamente identificada abierta en una entidad de crédito destinada a la constitución de una Nueva Empresa.

– Cada contribuyente sólo puede tener una única cuenta ahorro-empresa.

– El derecho a la deducción será por la primera sociedad Nueva Empresa que constituya el contribuyente.

¿Cuál es la base sobre la que puede aplicarse la deducción por cuenta ahorro-empresa?

La base máxima de deducción será 9.000 euros anuales y estará constituida por las cantidades depositadas en cada período impositivo hasta la fecha de la suscripción de las participaciones de la sociedad nueva empresa. El porcentaje de deducción aplicable sobre dicha base de deducción será del 15%.

ahorro

Cuenta ahorro-empresa

 

¿Cuáles son los requisitos que deben cumplirse para poder aplicar la deducción por cuenta ahorro-empresa?

A) El saldo de la cuenta debe destinarse a la suscripción como socio fundador de las participaciones de la sociedad nueva empresa, la cual en el plazo máximo de un año desde su válida constitución deberá destinar los fondos a:

  • Adquisición de inmovilizado material e inmaterial exclusivamente afecto a la actividad.
  • Gastos de constitución y primer establecimiento.
  • Gastos de personal empleado con contrato laboral.

B) La sociedad deberá contar en ese plazo con un local exclusivamente destinado a llevar la gestión de su actividad y una persona empleada con contrato laboral y a jornada completa. Además, será necesario que se desarrollen actividades no ejercidas anteriormente bajo otra titularidad.

C) Durante al menos los dos años siguientes al inicio de la actividad la sociedad nueva empresa deberá mantener:

  • La actividad económica en que consista su objeto social, sin que pueda reunir en ese plazo los requisitos previstos en el cuarto párrafo del apartado 1 del artículo 116 del Texto Refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades.
  • Un local exclusivamente destinado a la gestión de su actividad y una persona empleada con contrato laboral y a jornada completa.
  • Los activos afectos en que se materializó el saldo de la cuenta deben permanecer en funcionamiento.

Cuando se pierde el derecho a las deducciones practicadas ¿cómo debe regularizarse la situación tributaria?

Cuando en períodos impositivos posteriores al de su aplicación, se pierda el derecho, en todo o en parte, a las deducciones practicadas, el contribuyente estará obligado a sumar a la cuota líquida estatal y a la cuota líquida autonómica o complementaria devengadas en el ejercicio en que se hayan incumplido los requisitos las cantidades indebidamente deducidas, más los intereses de demora a que se refiere el artículo 26.6 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria.

Vía| ¿Cuáles son los pasos para crear una empresa?

Imagen|Bankimia

En QAH| Claves para reducir la factura fiscal del IRPF

 

RELACIONADOS