Salud y Deporte 


¿Qué es la ansiedad? Mecanismos de funcionamiento

Los trastornos de ansiedad constituyen hoy en día una de las principales causas por las que las personas acuden a consulta. Todos conocemos a multitud de personas que padecen o  han padecido ansiedad, incluso nosotros mismos. Las estadísticas generales hablan de que un 40% de la población española podrá sufrir ansiedad o depresión en cualquier momento de su vida. En ocasiones se denomina ansiedad a un estado de nerviosismo, lo que comúnmente se llama “tener nervios  en el estómago”, pero el concepto engloba mucho más que eso. La ansiedad es una respuesta innata cuyo fin es la supervivencia.Cuando nos encontramos ante un peligro la ansiedad se dispara haciendo  que reaccionemos de la forma más eficaz para sobrevivir, por lo tanto, la ansiedad en ocasiones es beneficiosa, ya que nos ayuda a enfrentarnos a situaciones difíciles. Por ejemplo estar alerta ante un peligro inminente, como que nos pueda atacar un león. Pero también puede ocurrir que la ansiedad nos traicione, como en situaciones que no suponen ningún riesgo, pero que la persona evalúa como amenazantes (subir un ascensor) o cuando ante una situación concreta, necesita actuar de manera especial (un examen). Teniendo en cuenta que la ansiedad puede resultar útil en ocasiones, y en otras realmente perjudicial ,¿ Cuando podemos estar ante un verdadero problema? “Existen problemas de ansiedad cuando se sufre ante situaciones en las que la mayoría de las personas no se ponen ansiosas o cuando se experimenta en un grado extremo en situaciones donde la mayoría de la gente se sentiría sólo moderadamente ansiosa”(Pastor y Sevilla, 2005). La ansiedad se convierte en un problema cuando nos ponemos excesivamente  “ansiosos” ante situaciones que evaluamos como peligrosas o desafiantes y que en realidad no lo son ( como por ejemplo sitios llenos de gente).

La sintomatología en personas que sufren trastornos relacionados con ansiedad puede ser muy diversa, como por ejemplo:

  • Palpitaciones
  • Sudoración
  • Temblor muscular
  • Sensación de atragantarse
  • Calores
  • Dolores en el pecho
  • Respiración dificultosa o ahogo
  • Mareos
  • Miedo a perder el control o volverse loco
  • Dolor de cabeza
  • Dolores abdominales

En personas que están atravesando trastornos de este tipo la reacción y el funcionamiento suele ser el siguiente:

Hay una señal que esta persona identifica como peligro ( en este caso es evaluado como desafiante un estímulo que realmente es neutro),  y una vez que aparece este estímulo se elabora una interpretación catastrófica de la situación, como por ejemplo “no voy a ser capaz” , “algo terrible va a ocurrir”, “seguro que me desmayo”…… Seguidamente la persona empezará a manifestar síntomas corporales como los que hemos descrito anteriormente, y esto apoyará la interpretación aumentando aún más la intensidad de los síntomas. Este mecanismo generará de nuevo una interpretación aún más catastrófica y por tanto un cuadro,  que en diferentes episodios puede hacer que se mantengan y aumenten estas situaciones. El ejemplo más claro para ver la importancia de las interpretaciones en nuestro pensamiento es el siguiente:

Imagínate  que estás sólo en casa y de repente escuchas un fuerte ruido (señal de peligro), en ese momento comienzas a tener pensamientos del tipo “ha entrado un ladrón” “alguien quiere hacerme algo malo” (interpretación catastrófica) y automáticamente vas a experimentar una emoción determinada, que en este caso puede ser miedo o preocupación y que te llevará salir corriendo o esconderte. Ante esa misma situación(señal de peligro) hay multitud de posibilidades en función de la interpretación, imagínate que los pensamientos  son del tipo “ con el aire se ha abierto la puerta de la terraza” “ya se ha caído el jarrón del salón”. En ese caso experimentaremos una emoción totalmente opuesta y que nos llevará a reaccionar de una forma diferente, por ejemplo ivestigar que ha pasado y solucionarlo. La vivencia de la sintomatología durante los episodios con ansiedad y su intensidad, hacen que el individuo escape de las situaciones evaluadas como peligrosas por miedo a que “todo pueda ir a peor”.

Sin embargo, la evidencia científica nos demuestra como  la intensidad de los  síntomas va subiendo conforme el tiempo aumenta, pero llega un momento en el  que ya no avanza más y la tendencia es a bajar y normalizarse. Por tanto, la  ansiedad se mantiene por el hecho de escapar de la situación cuando la ansiedad  está al máximo. De esa forma aprendes que escapando se soluciona el problema(a  corto plazo), mientras que si te quedas podrías comprobar que llegando a ese  punto los síntomas empiezan a remitir. Si no se tratan, los trastornos de ansiedad pueden tener consecuencias graves. Por ejemplo, algunas personas que tienen ataques de pánico recurrentes evitan a toda costa ponerse en situaciones que temen que podrían desencadenar un ataque. Esta conducta evasiva puede crear problemas si está en conflicto con requisitos del trabajo, obligaciones familiares u otras actividades básicas de la vida diaria.Muchas personas que tienen trastornos de ansiedad no tratados son propensas a otros trastornos psicológicos, como depresión.

Recomendaciones generales:

  • Duerme lo suficiente
  • Aliméntate de forma saludable ( No abusar de cenas copiosas)
  • Haz ejercicio de forma moderada y regularmente
  • Pasa tiempo con amigos y familia
  • Elimina de tu dieta sustancias estimulantes como la cafeína
  • Aprende a utilizar alguna técnica de relajación

Si tenemos en consideración la evidencia científica de los últimos años (Fuente: INFOCOP-Consejo General de la Psicología de España), la terapia psicológica y, específicamente, la terapia cognitivo-conductual, ha demostrado ser una alternativa más eficaz y económica que los fármacos para el tratamiento de la ansiedad y de la depresión y, a diferencia del tratamiento farmacológico, no supone ningún riesgo para la salud y no presenta ningún efecto secundario adverso.

Vía| Reazziona

Más información|

En QAH| El poder de la visualización en el Deporte

Imagen| Ansiedad

RELACIONADOS