Economía y Empresa, Marketing 


¿Qué es Klout? Mide tu influencia en las redes sociales

Hace un mes saltó una curiosa noticia. Sam Fiorella, un consultor con más de quince años de experiencia trabajando con marcas como AOL o Ford, entró en un proceso de selección en una importante empresa de marketing. A mitad de la entrevista surgió una pregunta: ¿cuál era su nivel de Klout? Esta cuestión le pilló con el pie cambiado, no sabía lo que era y, además, pudo descubrir allí mismo que su posición no era muy buena. Lo que sigue es fácil de imaginar.

Klout es una aplicación diseñada para medir el nivel de influencia en las redes sociales. Se posiciona a si mismo como un estándar en este campo, algo así como el PageRank del social media. A través de un algoritmo, puntúa del 1 al 100 tu actividad en Twitter, Facebook, Youtube… y cuál es su impacto en la comunidad. A mayor puntuación, evidentemente, mejor valorado estás en este contexto. Según Klout, las tres variables que tiene en cuenta son:

  • True Reach. Tiene en cuenta el número de personas (reales) sobre el que influyes. El sistema deja fuera a usuarios spam o bots para centrarse en aquellos que interactúan con tu contenido.
  • Amplification. El efecto mariposa. Si lanzas un mensaje a las redes, ¿cuán grande puede llegar a ser su onda?
  • Network Score. Esta variable tiene en cuenta a los otros usuarios y te califica si, por ejemplo, la gente con la que interactúas es influyente.

Desde KISSmetrics, una herramienta de analítica web pensada para ayudar a incrementar la base de clientes y la tasa de retención de usuarios, plantean cinco consejos para mejorar la puntuación:

  1. Crea contenido digno de compartir. Piensa en si la gente va a querer compartir tu contenido antes de publicarlo.
  2. Inicia una conversación. De esta forma no solo aumentarás tu actividad sino que implicarás a más usuarios en la misma.
  3. Conéctate a otras redes. No olvides conectar tus otros perfiles en Youtube, Flickr, Blogger, WordPress… No todo es Facebook y Twitter.
  4. Establece tu propio nicho. Busca un tema sobre el que más controles y céntrate en construir una comunidad en torno a él. Esto te permitirá generar más conversación y que tus mensajes ganen más peso.
  5. Conversa con personas influyentes. Relacionado con la tercera variable, si las personas con las que conversas (hablar y que te respondan) son influyentes, esto aumentará tu Klout.

¿Es Klout la panacea?

Esta es la pregunta del millón. ¿Fueron justos rechazando a Sam Fiorella por tener un Klout bajo? Aunque hay opiniones para todos los gustos, existe un mayor consenso que apunta a que esta herramienta es interesante pero no hay que tomarla como exclusiva y poseedora de toda la verdad.

El uso de este tipo de estadísticas puede ayudar en el trabajo diario para conocer cómo evoluciona, si vamos bien encaminados o para detectar si hay algo que no estamos haciendo bien. Las tres patas que sostienen Klout pueden ser desvirtuadas. Como apunta Emiliano Pérez, podemos ganar muchos puntos si un día nos dedicamos a insultar a famosos con muchos seguidores en Twitter y conseguimos que unos cuantos nos respondan.

Hay que tener siempre en cuenta cuál es nuestro objetivo, hasta dónde vamos a llegar y qué es lo que queremos conseguir en las redes sociales. Es buena idea complementar este tipo de recursos con el sentido común. ¿Necesita tu marca que Buenafuente o Guy Kawasaki hablen de ella? Seguro que le vendrá bien, pero quizá con construir una sólida comunidad, donde la conversación fluya y tus usuarios estén satisfechos sea suficiente.

RELACIONADOS