Economía y Empresa, Finanzas 


¿Qué es el VaR?

El mundo económico nos enseña día a día cosas nuevas y cada día se podrían incluir palabras nuevas en el diccionario económico de la vida.

En este artículo voy a explicar que es el VaR. He decidido hablar sobre este indicador  porque viendo la película de Wall Street me he acordado del Profesor García Estévez y de este indicador que me explicó el curso pasado.

El VaR son las siglas de Valor en el Riesgo (Value at Risk) y fue desarrollado por la división Risk Metric de JP Morgan en 1994. El VaR es una manera de medir el riesgo de mercado de un activo o una cartera de activos financieros. De manera resumida el VaR cuantifica la máxima pérdida potencial que una cartera puede tener en función de un nivel de confianza, y para un determinado horizonte temporal. Dicho de otra manera, al calcular el VaR obtendremos un número que representa la pérdida máxima que se puede tener en la cartera. Vendría a medir la pérdida que se podría sufrir en condiciones normales de mercado en un intervalo de tiempo y con un cierto nivel de probabilidad o de confianza.

Un ejemplo práctico; una entidad financiera podría considerar que el VaR diario de una cartera operativa es de 50 millones de euros, con un nivel de confianza del 90%. Esto quiere decir que solamente hay 1 posibilidad en 10, en condiciones normales de mercado, de que haya una pérdida superior a los 50 millones de euros.

Si la misma entidad fija un nivel de confianza del 99%, entonces significa que las posibilidades que las pérdidas excedan al VaR son de solo un 1%. Lo que se dice, una inversión segura.

¿Podríamos decir que este indicador económico es útil?

Durante años, el VaR fue la panacea de los gurúes de Wall Street. Pero tantas noticias buenas les nublaron la razón, y no se percataron que lo único que mide el VaR son probabilidades. Es decir, hay un 99% de probabilidades de no perder. Pero nadie miró a ese 1% restante hasta que finalmente sucedió. Y eso no significa que se haya errado en el cálculo del VaR. El mismo decía que había un 1% de probabilidades de perder todo. Y ocurrió. Se materializó ese 1% y las pérdidas se acumularon de miles de millones.

Se podría decir que el VaR hundió a Wall Street, que no tomaron en cuenta las probabilidades matemáticas negativas, que se durmieron sobre los laureles. Lo cierto es que la matemática no falla. Y las probabilidades, por mínimas que parezcan, pueden volverse en nuestra contra.

 

Vía| Apuntes Prof. García Estévez, actibva

Imagen|blog.economiayfinanzas.org, edutic.ua.es, redalyc.uaemex.mx

En QAH| ¿Qué es el WACC?

 

 

RELACIONADOS