Jurídico 


¿Qué es el trabajo a tiempo parcial y cómo puede ayudar a España a salir de la crisis?

   El empleo a tiempo parcial es sin duda una de las asignaturas pendientes del mercado laboral español, así lo reconoce el propio legislador en el RD 3/2012 (la reforma laboral del actual gobierno) en la exposición de motivos III, y la verdad es que comparando la tasa de empleo a tiempo parcial de España con la de los países de nuestro entorno, los datos hablan por sí solos.

Gráfico sobre empleo a tiempo parcial y paro

Pero debemos empezar primero por tener claro que significa “empleo a tiempo parcial”:

Diferentes normas de ámbito nacional e internacional nos proporcionan varios conceptos del mismo:

– La Convención sobre el Trabajo a Tiempo Parcial de la OIT (1994, No 175), define el trabajador a tiempo parcial como “un empleado cuyas horas de trabajo habituales son menos que las de un empleado comparable a tiempo completo”.

– Trabajador a tiempo parcial es aquél “cuyas horas de trabajo habituales, calculadas sobre una base semanal o sobre un periodo de cómputo de hasta un año, son menos que las de un empleado comparable a tiempo completo” (Acuerdo Marco sobre Tiempo de Trabajo, implementado en la Directiva del Consejo de la UE 97/81/EC del 15 de diciembre de 1997).

– La OCDE decidió definir a los trabajadores a tiempo parcial como “aquellos trabajadores que trabajen menos de 30 horas semanales”. Esta definición es muy problemática, porque dependerá de la legislación de cada país la condición de trabajador a tiempo parcial o no.

– El artículo 12 del Estatuto de los Trabajadores define a trabajador a tiempo parcial del siguiente modo: “El contrato de trabajo se entenderá celebrado a tiempo parcial cuando se haya acordado la prestación de servicios durante un número de horas al día, a la semana, al mes o al año, inferior a la jornada de trabajo de un trabajador a tiempo completo comparable”.

   Como vemos llegar a un concepto concreto de trabajador a tiempo parcial no es fácil, y lo más sencillo es hacer una conceptualización negativa del mismo: “el trabajador a tiempo parcial será todo aquel que no sea un trabajador a tiempo completo según la normativa del país donde preste sus servicios”.

   Una vez que tenemos un concepto aproximado sobre lo que es el empleo a tiempo parcial pasaré a enumerar las ventajas que le veo a este tipo de empleo, especial, en primer lugar para el empresario y después respecto a los trabajadores:

a) Ventajas para el empresario:

   En primer lugar, teniendo en cuenta que la mayoría de los comercios y empresas abren de lunes a sábado por la mañana, si la empresa es rentable, contratar a un trabajador (los que necesite) el sábado por la tarde y el domingo en principio sería una buena forma de optimizar el aprovechamiento de la unidad productiva.

   En segundo lugar, los contratos a tiempo parcial ayudan a conseguir la tan pretendida flexibilidad, por ejemplo, se contrata a una persona durante tres días a la semana en determinado contexto que necesite incrementar la producción o tener más personal disponible.

   En época de crisis al conjunto de la economía le es menos dañino convertir contratos a tiempo completo en contratos a tiempo parcial en vez de recurrir al despido, con esta medida se ayudaría a mejorar los indicadores macroeconómicos como el consumo o la tasa de paro. Esto se hizo en Volkswagen (en Alemania) en 1994 con muy buenos resultados.

b) Ventajas para el trabajador:

   Por el trabajador históricamente, el contrato a tiempo parcial se ha utilizado con el fin de conciliar la vida laboral y familiar (sobre todo por las mujeres), esto permite a los padres trabajar menos días conservando su puesto de trabajo.

   La mayor utilización del contrato a tiempo parcial beneficia a los sectores que más dificultades tiene para acceder al mercado laboral: mujeres y jóvenes.

   Es una forma de repartir el trabajo, es decir, existiendo la misma oferta de horas de trabajo, trabajan más personas, ayudando al crecimiento económico.

   En conclusión, pienso que sería muy beneficioso para la economía española un esfuerzo serio por incentivar este tipo de contratos y una solución a corto, medio y largo plazo para el problema del desempleo que azota nuestro país, sobre todo el desempleo juvenil (superior al 50%).

RELACIONADOS