Cultura y Sociedad, Uncategorized 


¿Qué es el tiempo?

¿Alguna vez te has detenido un momento a reflexionar a qué nos referimos cuando hablamos del tiempo? Esa sencilla palabra que nos apura y retrasa a la vez, nos inquieta y sorprende. La RAE define al tiempo como la duración de las cosas sujetas a mudanza y también  como una  magnitud física que permite ordenar la secuencia de los sucesos, estableciendo un pasado, un presente y un futuro y cuya unidad en el sistema internacional es el segundo.

tiempo En el siglo IV de nuestra era San Agustín declaraba que el sabía lo que es tiempo, salvo que alguien se lo preguntara y tuviera que explicárselo. Trece siglos más tarde, el ministro polaco Angelus Silenius afirmaba: “Tú mismo haces el tiempo. Tu reloj son tus sentidos ”. Sin embargo Silenius no dijo lo qué es el tiempo, ni cómo lo generan nuestros sentidos. Aun hoy, en los principios del siglo XXI , tampoco podemos explicar qué es el tiempo.

Ante la dificultad de llevar a cabo un experimento que demuestre el paso del tiempo, se va acrecentando la sospecha de que el tiempo sea “hecho por nosotros mismos” como resultado de un atributo de nuestra mente. Al construirnos un esquema de la realidad con los datos que nos proporcionan los sentidos y al asignar algún significado para nombrar objetos, el hombre establece una cadena de palabras que lo construye como un sujeto pasante y le hace creer que hay un tiempo que fluye de modo continuo hasta su muerte.

Haciendo uso del ejemplo de un río con el que se suele comparar el paso del tiempo, sabemos que fluye con respecto a la costa, que lo que fluye es agua, y que lo hace a razón de metros cúbicos por segundo. Pero en caso del tiempo, ¿qué es lo que fluye?, ¿con respecto a qué fluye? ¿Cuánto fluye?Entonces la idea de un tiempo que transcurre no es del todo cierta.

A pesar de existir diferentes modelos científicos, el ser humano no se ha explicado para él mismo la idea de que el tiempo transcurra, cree sentir un tiempo que fluye desde un pasado en el que ubica las causas hacia un futuro en los que ubica los efectos. Algo seguro es que el cerebro ha sido construido, conectado y echado a andar en cumplimiento de información genética copiada una y otra vez mediante genes que  atesoran  tal información hasta el inescapable instante en el que desencadenen nuestra muerte. Para cuando esto ocurra esos mismos genes ya habrán heredado información a nuestros hijos y nos sacarán de en medio para que sean nuestros descendientes quienes intenten contestar la pregunta: ¿que es el tiempo?.

Vía|La vida, el tiempo y la muerte.Fanny Blanck-Cereijido. Colección ciencia desde México.Fondo de la Cultura Económica.1990.

Imagen|Reloj.

 

RELACIONADOS