Economía y Empresa, Panorama Internacional 


¿Qué es el test de estrés del BCE?

Los bancos españoles han aprobado con nota pero, ¿sabes qué es realmente el test de estrés?

Los bancos españoles han aprobado con nota pero, ¿sabes qué es realmente el test de estrés?

El último domingo de Octubre se publicaron los resultados del test de estrés del Banco Central Europeo, algo que causó mucho revuelo en todos los medios. En las noticias se decían los resultados de los mejores bancos de cada país y, seguidamente, citaban unas cifras increíblemente altas con las que el espectador se quedaba mucho más tranquilo e incluso asombrado por la nota obtenida por su banco. Pero… ¿Realmente se sabe qué era ese test?

Para ponernos en contexto, en primer lugar, decir que los bancos se componen de activos y pasivos. Los activos serían, a groso modo, las inversiones que lleva a cabo y los pasivos, por el contrario, las fuentes de dónde se obtiene el dinero para llevar a cabo esos proyectos. La agudeza del banco reside precisamente en escoger adecuadamente las inversiones ya que si éstas no le son rentables,tanto el banco como aquellos que pusieron el dinero tendrán que asumir la pérdida.

En este sentido, el test de estrés buscaba comprobar la salud financiera de 130 bancos de la zona euro, analizando aproximadamente el 82% de todos los activos. Para ello tuvieron en cuenta principalmente el ratio de solvencia, es decir, la relación entre el capital y los activos ponderados por su riesgo. Tal y como se recogía en los acuerdos de Basilea, un conjunto de propuestas de reformas de la regulación bancaria, un ratio saludable debía de ser como mínimo el 8%. Básicamente, lo que quiere decir es que ningún préstamo se hace con riesgo cero, sino que todos los activos llevan asumidos cierto riesgo y debe existir un capital lo suficientemente fuerte que pueda aguantar esas pérdidas si las cosas salen mal.

Para sorpresa- o no tan sorpresa- de algunos, los resultados fueron muy positivos ya que sólo 25 de los 130 bancos europeos suspendieron. Estas instituciones menos favorecidas, deberán presentar próximamente al Banco Central Europeo planes de capitalización con el objetivo de aumentar el ratio de solvencia mejorando la calidad y cantidad de capital. Con lo que, a modo de resumen, el BCE puede quedarse muy satisfecho puesto que ha demostrado transparencia y solvencia ante el mercado exterior y ha conseguido saber en qué entidades ha de poner mayor foco para su recuperación.

Vía|Antena 3

Más Información|BCE, Bank for International Settlements

Imagen| RFI

En QAH| ¿Cómo medir la solvencia en una empresa y en el Estado?

RELACIONADOS