Cine y Series 


¿Qué es el streaming?

El streaming, vocablo que proviene del inglés y significa corriente, torrente, raudal, es la transmisión de contenido multimedia en continuo, sin interrupciones, en tiempo real. Con el streaming el consumidor disfruta del contenido audiovisual, ya sea vídeo, audio, a la vez que lo descarga. Su utilización ha crecido en paralelo con el abaratamiento de la transmisión en banda ancha.

Netflix, entretenimiento por streaming

Netflix, entretenimiento por streaming

Nace a mediados de los años 90 como necesidad para poder superar la espera que suponía la descarga completa de los pesados archivos multimedia. Allá por los noventa, en los albores de la www, descargar vídeos y películas precisaba sortear la limitación de la velocidad de transmisión de datos por las redes de telefonía, con el añadido del alto coste económico por parte del usuario. El streaming venía al rescate en un tiempo donde el consumidor pagaba por la cantidad de datos descargados.

Con el abaratamiento de la fibra óptica y el ADSL, el consumidor medio podía permitirse tener banda ancha en casa. Se abría un importante nicho de mercado para las empresas de distribución audiovisual, oportunidad que las productoras de cine y televisión tardaron demasiado tiempo en aprovechar. Éstas estaban empecinadas en ver Internet como un enemigo, en su afán por proteger la gallina de los huevos de oro de las ventas de CD, DVD y Blu-ray, formatos con los días contados. Las webs de descargas ilegales fueron las que empezaron a aprovecharse del streaming, como todos muy bien sabemos (Series.ly Cuevana etc.) El streaming se empezó a imponer frente a la descarga directa: se dejó de descargar películas y series para verlas online.

Entonces empezaron a aparecer webs que ofrecían contenidos audiovisuales legales por streaming, como la estadounidense Netflix. Empezó allá por los noventa como un videoclub online que enviaba por correo postal DVD de su catálogo, pero al abrazar el streaming comenzaron a hacer hucha. Por menos de $9/mes puedes disponer del catálogo de Netflix online, desde casa, desde el ordenador primero para llegar a las Smart TV y tabletas después. Netflix cuenta ya con 62 millones de clientes abonados en 50 países de todo el mundo y llegará a España en septiembre de este mismo año.

Tras Netflix siguieron apareciendo empresas que ofrecían cine y televisión por streaming como Hulu o Amazon Prime. Y se empezó a notar el cambio de tendencia: ya en 2011, en EE. UU. más de un millón de abonados a empresas de televisión satélite o cable cancelaron su suscripción para pasarse al streaming, según estudios de The Convergence Consulting Group.

Iniciativas como Netflix demostraron las posibilidades de negocio legal a productoras audiovisuales y canales de televisión. Apple con su iTunes Store, junto las redes de las consolas XBox Live y PlayStation Network, se sumaron a las cadenas de televisión, comenzando a ofrecer sus contenidos online por streaming, ya sea en abierto o de pago. En España tenemos diversos servicios que ofrecen series de televisión y películas por streaming como Yomvi (plataforma online de Canal+), Wuaki TV, Filmin y Nubeox, por sólo citar algunas. Otras como Youzee (que cerró tras sólo dos años) no pudieron aguantar el poco apego de los españoles a pagar por ver cine y series por Internet. Pero ya hay un cambio de tendencia en el consumidor español, que empieza a dejar de ser tan ilegal, según informes del Observatorio Audiovisual Europeo: la compra online de cine y series en España subió un 78,5% entre 2012 y 2013.

La última en dar la campanada ha sido la HBO, que ha hecho estremecer a las distribuidoras de televisión por cable y satélite de EE. UU. al ofrecer su deseado catálogo al amplio mercado de usuarios no abonados a plataformas de televisión, pero con banda ancha en casa. Así nació el mes pasado HBO Now, con una maravillosa oferta de series de producción propia y películas de calidad sobresaliente.

Foto | Netflix

RELACIONADOS