Salud y Deporte 


¿Qué es el “semáforo” de la alimentación?

El consumo de alimentos con una composición nutricional inadecuada es uno de los principales factores que hacen que la sociedad de los últimos tiempos, tenga un porcentaje de personas obesas muy elevado. Y por tanto, proporcionalmente aumente de forma considerable el desarrollo de enfermedades relacionadas con el sobrepeso (diabetes, hipertensión, colesterol…). Según datos de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), en España, la tasa de adultos obsesos supera la media. Ya que uno de cada 6 adultos es obeso, y más de 1 de cada 2 tiene sobrepeso. Si tomamos como referencia a los niños, el 26% de los varones y el 24% de las niñas tienen sobrepeso.

Como una de las posibles causas de la obtención de estos datos es que, a la hora de comprar en el supermercado, en muchas ocasiones, tenemos dudas acerca de la calidad nutricional de los alimentos que compramos. Para resolver este problema, en algunos países, como pueden ser Inglaterra o México, han implementado una nueva forma de informar, concienciar y educar a la población acerca de la composición nutricional de los alimentos. El medio elegido para tal fin, ha sido la implantación de un semáforo de la alimentación en los productos que podemos comprar en el supermercado; de este modo, se facilita la selección de los alimentos más saludables.

3

semáforo de los alimentoss

La metodología utilizada es similar a la empleada en el semáforo de las Señales de Circulación. Según los colores contenga nos indica:

– Verde: son los alimentos que se pueden consumir de forma habitual.

Naranja: son los alimentos que hay que consumir de forma moderada.

– Rojo: son los alimentos cuyo consumo debe consumirse de forma ocasional.

Para su mejor visualización, este semáforo alimenticio se sitúa en la cara principal de los envases de los alimentos. Respecto a los factores que influyen en que el alimento tenga un color u otro, depende del contenido nutricional del mismo. Por ejemplo, aquellos alimentos con contenidos elevados de sal, azúcares y grasas saturadas tendrán color rojo, indicando que su consumo debe ser de manera ocasional.

Esta iniciativa fue el resultado de una extensiva investigación entre consumidores, con la participación de productores de alimentos, supermercados, consumidores y público en general. Esta es una forma simple y fácil de hacer políticas de prevención de la obesidad y un medio de educación nutricional.

Vía|El Pais, alimentos y salud, El Mundo

Imagen| semáforo de la alimentación

En QAH| Obesidad y actividad física: algunos datos que quizás desconocías

RELACIONADOS