Economía y Empresa 


¿Qué es el seguimiento del tiempo o Time Tracking?

 

¿Qué haría usted si de repente perdiese todo su dinero y no le quedase ni una moneda en el bolsillo? Probablemente, después de un breve ataque de pánico, tomaría prestado de sus amigos y después buscaría algún trabajo para comenzar a ahorrar poco a poco de nuevo y recuperar su nivel de vida actual.

Pero, ¿qué haría si no le quedase ni un minuto más de vida? Por duro que sea, usted ya no podría hacer absolutamente nada al respecto.

Time Tracking

La mayoría de nosotros sabemos cuánto ganamos y en qué gastamos nuestro dinero, sin embargo por el contrario sólo tenemos una idea muy vaga sobre nuestro tiempo. Si alguna vez perdemos un billete de quinientos, estamos dispuestos a buscarlo durante horas mientras que paradójicamente, por lo general, no somos capaces de recordar en dónde hemos dejado la mitad del día.

Éste contraste se hace aún más evidente en el caso de las empresas. Cada negocio, por pequeño que sea, lleva al menos una contabilidad básica y muchos negocios incluso cuentan con sofisticados sistemas de supervisión de gastos e inversiones o de gestión de proyectos. Sin embargo, ¿cuántos de ellos hacen el seguimiento del tiempo que sus empleados le dedican a cada tarea y/o proyecto?

En el entorno de la gestión de proyectos, hacer al seguimiento del tiempo también se le denomina Time Tracking y la diferencia principal con respecto la llamada gestión del tiempo es que, a diferencia de ésta último, su objetivo no es organizar ni administrar nuestro tiempo, sino simplemente registrarlo.

Al hacer el seguimiento de su tiempo, usted se observa a sí mismo de manera activa, lo cual le brinda información sobre la cual puede actuar directamente para tomar buenas decisiones y mejorar su productividad.

Además el tiempo es muy relativo y muchos estudios han demostrado que tenemos la tendencia a exagerar nuestras estimaciones de tiempo según cada situación, de manera que calculamos mucho más de lo que necesitamos o por el contrario, demasiado poco. Registrar cómo usamos nuestro tiempo y analizar esta información reduce esta tendencia y nos ayuda a presupuestar mejor nuestro trabajo futuro.

El time tracking es una actividad muy sencilla de realizar, si se lleva a cabo con eficiencia puede ahorrarnos mucho trabajo e incluso dinero. Vale la pena dedicarle un poco más de nuestra atención y comenzar a otorgarle la importancia que se merece.

 

 

 

RELACIONADOS