Economía y Empresa 


¿Qué es el Scalping?

¿Qué es el Scalping?

El Scalping es una metodología de operativa intradiaria o especulativa basada en la obtención de un margen de beneficios bajo por operación, pero con una gran rotación, como si de un negocio Low Cost se tratase.

El hecho de que el margen de beneficios (diferencia entre precio de entrada y precio de salida) por operación sea bajo no implica que el scalpeador no obtenga una buena rentabilidad por su actividad, sino que la base de su rentabilidad estriba en una enorme rotación de margen, es decir, la realización de muchas operaciones en un corto periodo de tiempo, para así obtener muchas veces e margen.

A diferencia del Daytrader común o de otros especuladores del mercado de valores, el scalpeador realiza decenas de operaciones diarias que pueden durar únicamente unos minutos. Para realizar esta clase de operativa hay que ser especialmente disciplinado, ya que en caso de tener una operación abierta en beneficios, el scalpeador debe actuar con la mayor objetividad posible y cerrar su operación, sin intentar alcanzar un margen mayor al objetivo ni alargar una operación más de lo debido. Lo mismo ocurre en caso de pérdida, pues una vez que se alcance el límite de perdidas asumibles (generalmente marcado con un Stop-loss) el operador debe cerrar. De esta disciplina apreciamos que el scalpeador tiene prefijado los rangos de beneficio deseados y pérdidas asumibles antes de realizar las operaciones, por lo que debe buscar trabajar de la manera más objetiva.

Imagen en la que se aprecia varias operaciones en un periodo muy corto de tiempo obteniendo un margen bajo.

Para hacer del Scalping una actividad realmente lucrativa, o incluso establecerla como modo de subsistencia personal, es necesario reducir al máximo los costes por operación, tal y como hacen las empresas Low Cost. Sin embargo, os costes propios de la operativa son las comisiones, que en el caso de ser excesivamente altas, se comerán los beneficios. Esto implica que la diferencia entre precio de entrada y salida de cada operación debe ser demasiado alto para conseguir rentabilidad, por lo que será más arriesgado y difícil de conseguir.

Otra forma de aumentar los beneficios en el Scalping consiste en incrementar el número de títulos con los que se opera, multiplicando el margen de beneficio por título. Veámoslo con un ejemplo: compramos 100 acciones de la empresa X a 10 euros, y nuestro margen objetivo es una subida de 5 céntimos; en este caso cuando alcanzáramos la rentabilidad establecida obtendríamos 5 euros de beneficio. Ahora bien, si operamos con 1000 acciones seríamos capaces de ganar 50 euros, manteniendo el margen y  el tiempo de la operación.  Parece obvio afirmar que esta opción implica un mayor riesgo, pues no solo se multiplican las ganancias, sino también las pérdidas.

Para terminar, vemos que el Scalping es otra interesante opción para rentabilizar el capital, que requiere una gran disciplina y tiempo, y que se basa en ganar poco, pero muchas veces.

Vía| Fuente propia, AbcBolsa

Imagen | MundoTrading, TraderAndRun

En QAH | ¿Qué es el trading?¿Qué significa “ponerse corto” en Bolsa?¿Cómo saber cuándo las Manos Fuertes operan en el mercado de valores? (II): La metodología de las Manos Fuertes.¿Cómo saber cuándo las Manos Fuertes operan en el mercado de valores? (I): El volumen, chivato de las Manos Fuertes.

RELACIONADOS