Jurídico 


Qué es el Registro Civil y su nueva regulación

El Registro Civil es un organismo administrativo o servicio público, encargado de dejar constancia de los hechos o actos relativos al estado civil de las personas naturales así como otros que las leyes le encomienden.

Las diferentes instituciones registrales permiten a los agentes en el tráfico alcanzar posiciones de seguridad y confianza recíproca, indispensables para el normal desarrollo de sus relaciones jurídicas.

Este Registro es competente para hechos que ocurran a españoles o hechos que ocurran en España. También lo es para hechos acaecidos en el extranjero cuando su inscripción sirva de base para otra posterior (inscripción marginal) exigida por el Derecho español. Los registros municipales tienen competencia territorial (término municipal) y los registros consulares tienen competencia estrictamente personal, es decir, lo que afecte a españoles en su zona.

En el Registro Civil se inscriben:

  • El nacimiento.
  • La filiación.
  • El nombre y apellidos y cambios sobre los mismos.
  • La emancipación y habilitación de edad.
  • Las modificaciones judiciales de la capacidad de las personas o que éstas han sido declaradas en concurso, quiebra o suspensión de pagos.
  • Las declaraciones de ausencia o fallecimiento.
  • La nacionalidad y vecindad.
  • La patria potestad, tutela y demás representaciones que señala la Ley.
  • El matrimonio.
  • La defunción.

Conforme al artículo 10 de la Ley del Registro Civil, el Registro Civil está integrado por los Registros Municipales a cargo del Juez de 1ª Instancia, asistido del Secretario, por los Registros Consulares, a cargo de los Cónsules de España en el extranjero y por el Registro Civil Central.

El Registro Civil

El Registro Civil

Sin embargo, esta regulación ha sido objeto de modificación; la nueva ley de Reforma Integral de los Registros Jurídicos pretende alcanzar unos objetivos de integración y uniformidad de todos los registros existentes, quedando todos ellos unitariamente organizados bajo un nuevo sistema de llevanza o gestión registral electrónica, y atribuyendo la llevanza de todos los Registros jurídicos a los Registradores de la Propiedad y Mercantiles de España. Corporación a la que también se atribuyen funciones esenciales, de coordinación, cooperación, vigilancia e inspección de los Registros y de los propios registradores, con el fin de lograr un incremento aún mayor de las economías organizativas, de gestión y de escala, así como una mayor eficacia, homogeneidad y celeridad en el funcionamiento de los sistemas registrales.

La reforma del Registro Civil incorpora, además, otras importantes novedades, destacando, entre todas ellas, la atribución a los notarios de la competencia para la celebración del matrimonio. Además, antes del matrimonio, será este el encargado de tramitar un acta donde se acredite que los contrayentes cumplen con los requisitos para casarse practicando todas las pruebas que estime necesarias, sean o no propuestas por los requirentes. Tras realizarlas, hará un acta en la que conste que no hay impedimentos. Se supone, por tanto, que los ciudadanos que quieran casarse por lo civil tendrán que plegarse a las tarifas de la notaría.

Hasta ahora, son gratuitos los asientos (anotaciones), las licencias de enterramiento y los expedientes relativos al Registro Civil que no estén exceptuados de manera expresa.

Sin embargo, con esta nueva ley, el Gobierno ha indicado que está estudiando en qué trámites habrá que aplicar una tasa, de la cual estarán excluidos en todo caso los nacimientos y defunciones. Los honorarios que se establezcan los tendrá que aprobar el Gobierno, previo informe del Consejo de Estado, mediante Real Decreto a propuesta conjunta de los Ministerio de Justicia y Hacienda, que deberán acompañar una memoria económico-financiera.

Vía| Borrador del anteproyecto de la Ley

Más información| El Mundo

Imagen| Registro Civil

En QAH| Presunciones de premoriencia y conmoriencia. ¿Cuál de ellas rige en el Ordenamiento Jurídico español?

RELACIONADOS