Economía y Empresa, Marketing 


¿Qué es el rebranding?

Una de los valores más importantes que genera el marketing para una empresa es la marca. Está ligada a valores intangibles y a la percepción que el consumidor posee sobre un determinado producto. Los colores, logos y nombres que utiliza una compañía para crear la marca de un producto son fundamentales para asentar esa imagen que se pretende ofrecer, pero en ocasiones todos esos valores son modificados mediante un proceso denominado rebranding y los productos adquieren nuevas facetas, ¿por qué?.
En primer lugar, hay que ser conscientes de que estos cambios son una técnica arriesgada y que normalmente suelen llevarse a cabo cuando no se tiene más remedio. Variar el nombre o el logo de un producto que esté muy introducido en la cultura popular de los consumidores puede tener consecuencias negativas para la marca. Normalmente se pretende dar un giro o golpe de efecto para que el consumidor olvide los valores negativos, pero esto es un arma de doble filo, ya que al igual que se pueden olvidar los valores negativos asociados a la marca, también se pueden perder los valores positivos.
logosAdemás, en algunos casos, aunque cambiemos el nombre del producto, los colores o incluso la imagen de marca que se quiere ofrecer (percepciones en los consumidores que se pretende que estén relacionados con nuestro producto) estos clientes continuarán recordando el nombre y la imagen del antiguo producto o marca (“Don Limpio” sigue siendo “Mr.Propper” para muchas personas).
pepsi-evolucion-latasNo todo es negativo. Adaptar la imagen corporativa de un producto a los nuevos cambios también puede suponer una renovación positiva de nuestro producto. Ciertos elementos siempre es conveniente que se renueven y es lógico llevar a cabo un “lavado de cara” cada cierto tiempo. Es el caso de compañías como “Pepsi” que con el paso del tiempo ha renovado paulatinamente el color y la apariencia de sus latas. En otros casos, como los de “Old Spice” o “Mercedes”, se tenía una imagen de productos un tanto “anticuados” y mediante un rebranding se consiguió modificar esa percepción.

Sea como fuere, llevar a cabo un rebranding efectivo siempre es complicado. La nueva estrategia puede captar nuevos clientes y afianzar a los habituales, pero si se genera el efecto contrario el rebranding puede provocar que los consumidores se sientan desconcertados ante la nueva imagen de marca y se genere en ellos un cierto desapego con los nuevos valores. Normalmente se suele llevar a cabo este proceso pensando en el consumidor, y variar de forma positiva algunas de las percepciones que cuenta sobre nuestro producto siempre supondrá un proceso costoso.

Vía| Puromarketing

Más información| blog.neositios

Imágenes| Latas Pepsi, Logos

En QAH| Qué es y cuales son los conceptos esenciales del Marketing (II), ¿Qué es el marketing de guerrilla?

RELACIONADOS