Cultura y Sociedad, Patrimonio 


¿Qué es el Primitivismo en el Arte?

Comparación entre el rostro de una señorita de Aviñón y una máscara africana.

Comparación entre el rostro de una señorita de Aviñón y una máscara africana.

Creo que en algún momento todos los amantes del Arte que hayan intentado expresarse ante una obra, han incluido en su vocabulario la palabra “primitivo”“Este cuadro tiene unos rasgos muy primitivos…”“Esta escultura recuerda a máscaras primitivas…” o “El artista se interesa por los rituales primitivos de algunas culturas…”. Quizá la adopción de este adjetivo podría resultar un tanto arriesgada, pero si lo utilizamos en un contexto adecuado se convierte en buena forma de ilustrar determinados rasgos.

En general, se considera primitivismo aquella influencia, tanto técnica como conceptual, consistente en un enfoque que pretende remarcar aspectos de culturas lejanas. Esta denominación tiene numerosas vertientes y se puede ampliar a fenómenos como el folclore, el arte infantil o las obras de marginados sociales. El origen del término se remonta a finales del siglo XIX y tendrá una mayor repercusión según el ámbito artístico que nos interese. Los expertos hacen hincapié en la importante función que tuvo este fenómeno en las creaciones de numerosos artistas del siglo XX.

El primero de ellos fue Paul Gauguin, que más que mostrar unos rasgos estéticos en su obra representa una actitud, lo abandona todo por aquello en lo que cree, buscando una inspiración que resultaba frustrada una y otra vez y que finalmente encontró en Tahití. Pero sin duda alguna, la asimilación total de las características primitivistas se da en la figura de Pablo Picasso.

"Señoritas de Aviñón", Pablo Picasso, 1907.

“Señoritas de Aviñón”, Pablo Picasso, 1907.

En 1907 Picasso creó sus famosas “Demoiselles d’Avignon”, el primer giro conceptual y formal de su trayectoria artística. Los orígenes de este cambio se da en 1906 cuando Pablo Picasso empieza a conocer la escultura africana gracias a Henri Matisse, aunque siempre se remarca en sus biografías lo que supuso la visita al Museo Etnográfico del Trocadero de París donde se dice que sufrió un “auténtico exorcismo”. También podemos encontrar rasgos de escultura ibérica e incluso posiciones que recuerdan a frescos egipcios.

Durante toda la Historia muchos artistas han acudido al origen de su cultura o de otras más desconocidas para llevar a cabo sus obras. En la actualidad, el primitivismo no es solo un fenómeno de influencias artísticas y adopción de formas diversas que ayuda a transmitir mejor unos u otros fines, es una lección, un aprendizaje que hoy día se ha convertido en un mutuo intercambio y que está totalmente inmerso en el panorama artístico; al fin y al cabo, ¿quién puede resistirse a lo desconocido?

Vía|| GOMBRICH, E.H. La preferencia por lo primitivo. Episodios de la historia del gusto y el arte de Occidente. Londres: Phaidon, 2011.

Más información| IUC

Imagen| Comparación; Las señoritas de Aviñón

RELACIONADOS