Jurídico 


¿Qué es el Pacto de Toledo?

Últimamente se habla mucho de él a colación de la reforma de las pensiones, pero… ¿Qué es el Pacto de Toledo?Reunión de la Comisión no permanente del Pacto de Toledo.

El pacto de Toledo fue suscrito por la practica totalidad de los partidos políticos con representación parlamentaria en el Congreso de los Diputados en aquel momento, 1995, y tuvo lugar como consecuencia de la Proposición no de Ley presentada el día 6 de septiembre de 1994  por el Grupo Parlamentario de Convergencia i Unió, creándose en el seno de la Comisión de Presupuestos del Congreso de los Diputados, una Ponencia encargada de la elaboración de un informe donde se analizasen los problemas estructurales del sistema de Seguridad Social y se indicasen las principales reformas que deberían acometerse en los siguientes años para garantizar la viabilidad del sistema público de pensiones y evitar mayores déficits en el presupuesto del Estado.

Entre las propuestas que se realizaron en dicho pacto destacan:

-Separación y clarificación de las fuentes de financiación: Se propuso que se organizasen en función de la naturaleza de las prestaciones, de modo que las prestaciones no contributivas pasasen a ser financiadas con cargo a los Presupuestos Generales del Estado.

De igual modo, se consideró oportuno proceder a la clarificación del balance económico-patrimonial entre el Estado y la Seguridad Social, de forma que no se generasen efectos negativos sobre el equilibrio presupuestario.

Por último, se recomendó que la fiscalidad general hiciese frente a la bonificación en las cotizaciones de contratos dirigidos a grupos de especial dificultad en la búsqueda de empleo, así como a aquellas actuaciones que en materia de anticipación de la edad ordinaria de jubilación o de ayuda a sectores productivos pudieran producir distorsiones en el normal equilibrio del sistema.

-Creación del Fondo de Reserva de la Seguridad Social, con la intención de atenuar los efectos de los ciclos económicos, para lo cual se propuso la constitución de fondos de equilibrio con los excedentes que pudieran existir en los ejercicios presupuestarios de momentos de bonanza que permitiesen actuar en los momentos bajos del ciclo sin acudir a incrementos de las cotizaciones o reducciones de prestaciones.

-Mantenimiento del poder adquisitivo de las pensiones: Garantizar por ley el mantenimiento del poder adquisitivo de los pensionistas, mediante la adopción de medidas que garanticen el equilibrio financiero del sistema en el futuro.

-Financiación, simplificación e integración de regímenes especiales: Agilizar la labor de establecer una protección social equiparable entre los diferentes regímenes. Esta equiparación debería realizarse teniendo en cuenta las peculiaridades de los colectivos a quienes va dirigida, con el fin de superar las desigualdades que pudiesen subsistir, sin olvidar la adecuada correspondencia que debe existir entre la aportación contributiva y el nivel de acción protectora dispensada.

También equiparando los derechos de los trabajadores autónomos con los del Régimen General, instando a seguir avanzando en el proceso de reconocimiento de la categoría de los trabajadores autónomos en aras a conseguir su progresiva equiparación al Régimen General.

-Modernización e información al ciudadano: Se propuso profundizar en las posibilidades que ofrecen las tecnologías de la información, de cara a conseguir una gestión de carácter integral del sistema, intensificando la labor de puesta en conocimiento de los ciudadanos de sus derechos y obligaciones en materia de Seguridad Social.

-Gestión del sistema: Seguir potenciando la eficacia gestora del sistema a través de una mayor integración orgánica y racionalización de las funciones de afiliación, recaudatorias y de gestión de prestaciones, con el objeto de avanzar en la idea de la simplificación y obtener nuevos logros en este ámbito, sin perjuicio de la delimitación competencial constitucional y estatutariamente definida.

-Lucha contra el fraude: Luchar de forma decidida contra la economía irregular, con especial atención a la relación existente entre economía irregular e inmigración ilegal, así como en el uso inadecuado de la afiliación al régimen de autónomos por trabajadores respecto de los cuales se dan las características de ajenidad y dependencia propias de la relación laboral.

-Sobre el carácter contributivo del sistema: Seguir reforzando el principio de contributividad como elemento básico para la preservación del equilibrio financiero del sistema. A tal fin el pacto recomendaba entre otras cuestiones, continuar avanzando en el objetivo de lograr una mayor proporcionalidad entre las pensiones y el esfuerzo de cotización realizado teniendo que ser compatible con el mantenimiento de un tope máximo en la cuantía de la pensión y con el mantenimiento del principio de cuantías mínimas para las diferentes modalidades de pensión como expresión del principio de solidaridad.

-Edad de jubilación: Conseguir que la edad real de jubilación se aproxime a los 65 años.

-Prestaciones de viudedad y orfandad: Se consideraba necesaria una reformulación legal de las prestaciones de supervivencia, que atendiese a un doble objetivo. Por un lado, una cobertura efectiva de las necesidades familiares que se producen como consecuencia del fallecimiento de una persona.  Por otro, una mejora sustancial de las prestaciones de viudedad de las personas que no disponen de otros recursos, especialmente en el caso de los mayores de 65 años.

Por lo que respecta a las prestaciones de orfandad, se instaba a profundizar en las mejoras, sobre todo en los casos en que la pensión es muy reducida y no existen ingresos adicionales o éstos son muy escasos.

-Solidaridad y garantía de suficiencia: Seguir reforzando el principio de solidaridad y de garantía de suficiencia de las pensiones en la medida en que la situación financiera lo permitiese.

-Sistemas complementarios: Perfilaba las grandes líneas de actuación, centradas en la complementación, con carácter voluntario, del sistema público de la Seguridad Social a través de sistemas de ahorro y protección social y la potenciación de la previsión social complementaria, mediante la actualización y mejora de los incentivos fiscales dirigidos a la promoción de dicho sistema complementario

Para supervisar la aplicación de las recomendaciones del Pacto de Toledo, se creó la Comisión no Permanente para la valoración de los resultados obtenidos por la aplicación de las recomendaciones del Pacto de Toledo.

Vía| Ministerio de Empleo http://www.empleo.gob.es/index.htm

RELACIONADOS