Economía y Empresa, Finanzas, Jurídico 


¿Qué es el mercado de deuda soberana?

Seáis médicos, estudiantes, arquitectos, camareros, agricultores… seáis lo que seáis hoy me propongo robaros unos minutos de vuestras vidas con el afán de proveeros de un muy básico kit de supervivencia económica. Mi objetivo es que no volváis a cambiar de canal o simplemente a dinamitar vuestra atención cuando escuchéis términos intimidadores como: Deuda soberana, costes financieros, subasta del tesoro o agencia de rating. En mi opinión es de vital importancia que el ciudadano de a pie tenga una mínima base económica de forma que pueda tener una opinión crítica sobre las toneladas de información económica a la que actualmente estamos sometidos. Es más, me atrevería a decir, que una de las grandes ventajas de poder entender la información que nos llega y poder opinar sobre ella es que seremos invulnerables frente a cualquier opinión demagoga que quiera ganarse nuestra aprobación a partir de cuatro tópicos falsos.

Como todos sabréis el Estado, al igual que cualquier familia, tiene ingresos y gastos. Los principales ingresos que tiene un Estado son los impuestos que recauda de los ciudadanos, en cambio sus gastos pueden tener múltiples orígenes como la inversión en obras públicas, el pago de la nómina a los funcionarios, el pago de las prestaciones por paro… etc. En este punto la pregunta del millón de dólares sería: ¿Qué pasa si el Estado gasta más de lo que ingresa?. Se genera un concepto que domina la prensa económica actual, el déficit presupuestario.  Éste déficit, recordemos la diferencia entre lo que hemos gastado respecto a lo que hemos ingresado, hay que financiarlo de alguna forma. Existen tres modos de financiar el déficit:

1) Se puede reducir el gasto y/o aumentar los impuestos del próximo año (Política fiscal contractiva) de forma que logremos ingresar más de lo que gastamos y obtener un superávit presupuestario que nos permita pagar el déficit del año anterior.

2) Se puede pedir al Banco Central que imprima dinero para pagar el déficit (Política monetaria expansiva).

3) Se puede emitir deuda pública.

En este caso nos centraremos en la tercera opción, la emisión de deuda pública. Imaginemos que el Estado en el año 2000 ha ingresado 10 millones y ha gastado 15 millones, de forma que el Estado tiene un déficit de 5 millones que debe financiar mediante deuda pública. ¿Cómo lo hará?. El Estado organizará una subasta llamada “Subasta del Tesoro Público” a la que asistirán todos los inversores (nacionales e internacionales) que estén interesados en la compra de deuda. En ese momento la sala donde se organice la subasta se convertirá en un mercado, es decir, aparecerán unos compradores (inversores) y un vendedor (Estado). ¿Qué se venderá?. Se venderá deuda. El Estado dirá “Yo tengo aquí un papel dónde me comprometo a devolveros 5 millones en un año”, después de su oferta, cada inversor pensará cual es la rentabilidad que le pedirá al Estado, es decir, que tanto por ciento pedirá como “Extra” por haberle prestado el dinero sacándolo del apuro del déficit (interés). A continuación el Estado buscará a aquellos inversores que pidan intereses más bajos y les venderá la deuda.

Como es lógico no todos los países tienen una economía altamente competitiva. Por esa misma razón habrá algunos países con economías menos competitivas y por lo tanto con un Estado más debilitado y con tendencia a generar más déficit que tendrán más riesgo de impago de su deuda. Es decir, que los inversores tendrán más probabilidad de no ver ni en pintura el dinero que le han prestado al país en cuestión. En el caso que un inversor vea que un país X alberga cierto riesgo de impago éste le pedirá más intereses (ya que está asumiendo más riesgo) en el momento de comprar su deuda y el país X tendrá un coste mayor de financiación. En el momento en que pronunciamos la palabra riesgo es cuando rápidamente aparecen las agencias de rating (Fitch, Moody’s, S&P..), éstas no son más que unas empresas privadas que se dedican a dar una nota a la deuda de cada país según el riesgo de impago que ésta tenga. Por lo tanto un inversor que tiene deuda del país A con una nota de 10 y deuda del país B con una nota de 6 comprará deuda pidiendo un interés más alto a B que a A ya que es más arriesgado. Entonces, os preguntareis: ¿porqué se habla tanto de este mercado si funciona como si fuera una lonja de pescado?. El mercado de deuda española es noticia ya que España lleva unos meses pagando altos intereses por su deuda ya que se contempla que el riesgo de que España no pague su deuda es mayor. Además, ahora es cuando todos empezareis a resoplar, que España esté pagando más cara su financiación significa que “ESTAMOS” pagando más cara la financiación de nuestro Estado, algo tan lejano como la subasta del tesoro, Moody’s y los inversores acaban de aterrizar en nuestro bolsillo en apenas un par de párrafos.

Vía| BLANCHARD, O.,  Macroeconomía

Imagen| Tesoro Público,  Standard & Poor’s 

RELACIONADOS