Cultura y Sociedad 


¿Qué es el masculinismo?

 

El masculinismo es una corriente surgida en los años noventa. Imitando al feminismo de la época, reivindica las desventajas del patriarcado, en este caso hacia los propios hombres. Es un movimiento social de corte progresista y complementario al feminismo que se encarga de redefinir los conceptos y roles típicamente asociados a los hombres en una sociedad patriarcal. 

Para los masculinistas, el patriarcado debe ser suprimido, pues oprime a las mujeres y encasilla a los hombres.

El rol aplicado a los hombres de ganar el dinero para la casa a toda costa y ejercer una autoridad hacia los hijos sin incluir los cuidados se mostraba obsoleto para la sociedad contemporánea.

Entre las consecuencias de esta rigidez para el rol masculino figuran la depresión, ansiedad, represión, etc.

Distingamos también entre masculinismo progresista y el machismo. El masculinismo dice creer en la igualdad de mujeres y hombres, es un movimiento que va junto al feminista.

Algunas voces hablan del masculinismo como una forma de rechazo al término “feminismo” y un tipo de victimismo que nuble la visibilidad de la opresión de la mujer. Aunque es cierto que la supresión del patriarcado nos beneficia a todos no hay que confundir “rigidez” con “opresión”. Por ejemplo, los nobles en la Edad Media no podían relacionarse con los campesinos; ¡pero eso no significa que estuvieran oprimidos!

Otras razones por las que se tacha al masculinsismo de machismo “neoprogre” son las críticas de algunos masculinistas hacia la libertad de elección de la mujer en cuanto al aborto, uso del término “feminazis” para designar a mujeres reivindicativas, difundir generalizando que hay multitud de falsas denuncias de malos tratos hacia las mujeres, o acusar a la justicia de proteger a mujeres maltratadoras . Podemos ver, por lo tanto, que como en cualquier colectivo hay distintos puntos de vista; unos masculinistas son más progresistas y otros más retrógrados.

Si bien el colectivo ahí tiene mucho que decir sobre el masculinismo, por no representar en muchas ocasiones las actitudes arquetípicas de la masculinidad, no son protagonistas únicos de la corriente. Por ejemplo muchos padres heterosexuales han abrazado esta ideología al ver que las exigencias de competitividad y productividad laborales les apartan excesivamente de la crianza de sus hijos.

 

Más información| [email protected] ,Adictamente ,SoyMasculinista

Imagen| Príncipe Felipe (La Bella Durmiente) ,We can do it man

En QAH| ¿Qué es el feminismo?(I): Introducción,  Publicidad sexista: ¿Espejo de la sociedad?

RELACIONADOS