Salud y Deporte 


¿Qué es el mal de altura?

El mal agudo de montaña (MAM), llamado coloquialmente mal de alturamal de páramo, es la falta de adaptación del organismo a la hipoxia (falta de oxígeno) de la altitud. La gravedad del trastorno está en relación directa con la velocidad de ascenso y la altitud alcanzada. De manera inversa estos síntomas normalmente desaparecen al descender a cotas más bajas. Ocurre normalmente a partir de los 2.400 metros de altitudhasta la denominada «zona de la muerte» a los 8.000 metros de altitud.

Suele aparecer a partir de exposición a la hipoxia y es más frecuente en menores de cincuenta años y en sujetos que residen habitualmente a menos de 900 m. de altitud.

La principal causa de esta aflicción es la hipoxia (falta de oxígeno en el organismo). La presión atmosférica disminuye con la altura, lo que afecta a la biodisponibilidad del oxígeno, ya que los alvéolos pulmonares no son capaces de transportar la misma cantidad de oxígeno a la sangre que ante una situación de mayor presión. Aunque se sabe que la hipoxia es la causante del MAM, el mecanismo exacto por el que ésta lo provoca todavía es desconocido.

 

SÍNTOMAS

Si bien en algunas personas el mal de altura no llega a manifestarse, los síntomas suelen aparecer tras el paso de algunas horas en el lugar y suelen ser peores durante la noche.

Así, los síntomas más frecuentes son los siguientes:

-Intenso dolor de cabeza

-Fatiga o agotamiento físico

-Trastorno del sueño

-Náusea y vómitos

-Trastornos digestivos

-Agitación

-Falta de apetito

-Agotamiento físico

-Disnea súbita nocturna, es decir, despertar de forma brusca con sensación de ahogo

En tanto, los casos más graves pueden causar Edema Pulmonar de Altitud y Edema Cerebral de Altitud.

 

CAUSAS

La cantidad de oxígeno disponible para sostener la atención mental y psicológica disminuye conforme la altitud. La disponibilidad de oxígeno y nitrógeno, así como su densidad, van disminuyendo conforme aumenta la altitud.th (1)

La deshidratación debido a una pérdida acelerada de agua en forma de vapor debido a la altitud puede contribuir a los síntomas del mal de altura. La rapidez con la que se asciende, la altura inicial, la actividad física, así como la susceptabilidad individual son factores que contribuyen a este malestar.

El mal de altura se puede llegar prevenir subiendo de manera lenta. En la mayoría de los casos, los síntomas son temporales y usualmente se reducen conforme la aclimatización a la altura ocurre. Sin embargo, en casos extremos, el mal de la altura puede ser fatal.

 

TRATAMIENTO

En general, el mal de altura es pasajero. Al reconocer los primeros síntomas, se debe interrumpir la ascensión y descansar. Beber grandes cantidades de agua y tomar con frecuencia pequeñas cantidades de alimentos ricos en hidratos de carbono (fruta, galletas, mermelada, …) Si al cabo de un tiempo no se mejora, hay que descender.

 

CONSEJOS

Ascender paulatinamente. Si es posible, aclimatarse a una altura de 2.500 m antes de continuar la ascensión y no subir más de 300 m diarios.
– Antes de emprender una subida por encima de los 4.000 o 5.000 m hay que someterse a un entrenamiento específico.

 

Vía| Diariodelviajero

Imagen| Corazón

Vídeo| Youtube: ¿Qué es la hipoxia cerebral?; Monteconsejo-Mal de Altura

En QAH| Derecho de montaña

 

 

RELACIONADOS