Economía y Empresa, Finanzas 


¿Qué es el Interim Management?

El Interim Management es un servicio prestado por una persona con alta cualificación en una o varias especialidades y/o sectores y con amplia experiencia en el mundo empresarial, que se incorpora a la estructura directiva de una empresa durante un tiempo determinado para realizar una misión o proyecto concreto.

Interim ManagementNo es un concepto nuevo, de hecho tiene sus orígenes en la antigua Roma. En el mundo moderno comenzó a utilizarse durante la crisis de los años setenta, sobre todo en Holanda y Estados Unidos, que provocó la pérdida del puesto de trabajo a numerosos directivos. Una vez superada dicha crisis, muchas empresas tuvieron que enfrentarse a la falta de ejecutivos con experiencia para gestionar la nueva etapa de cambio. Surgió entonces este concepto el cual permitía cubrir este tipo de demanda: El interim manager era un directivo que se integraba temporalmente dentro de la estructura de la empresa y que ponía toda su experiencia, conocimiento y talento al servicio de ésta para gestionar de forma ejecutiva un proyecto concreto, perfectamente definido y con un objetivo claro.

En la actualidad, está muy extendido en numerosos países, sobre todo en Estados Unidos, Gran Bretaña y Alemania, tanto en el sector privado como en el público.

Aporta soluciones a las etapas de cambio que conllevan momentos críticos en la dirección y gestión de las empresas. Estos procesos de cambio se definen como proyectos con una misión específica y una duración determinada, en los que por su experiencia y talento, aporta garantías para asegurar la continuidad de las operaciones.

Se integra en la empresa y, gracias a su “know-how”, es capaz de poner en marcha el proyecto definido de manera rápida e inmediata.

Un Interim Manager es un directivo, normalmente de mediana edad, que posee un mínimo de 15 años de experiencia en la gestión de empresas o de un área concreta así como en dirección de personas, con una carrera de éxito, con capacidad para manejar los cambios de manera consistente y coherente, flexible y con una clara orientación a la consecución de objetivos. Suelen ser todavía en su gran mayoría hombres, provienen en gran parte de los casos de la Dirección General y muchos de ellos trabajaban en la industria. Debe ser capaz de vivir en la inestabilidad, saber venderse así mismo, asumir que unas veces se trabaja y otras no y, aun así, ser fiel a su compromiso y tratar de acabar con éxito los proyectos que empieza. Tiene que estar especializado en algo, ya que el 80% de sus proyectos serán aquellos en los que tenga experiencia. Sus proyectos tienen una duración de entre 6 meses y 2 años.

Las ventajas que tiene la contratación de un interim manager para la empresa son: experiencia, objetividad, eficacia, implementación rápida, compromiso, rentabilidad, rapidez de incorporación, flexibilidad, responsabilidad, coste controlado, transferencia de know-how y talento.

Las ventajas para el profesional que desarrolla estos servicios  son la oportunidad, la planificación personal, el desarrollo profesional, la ampliación del networking y el sueldo.

En cuanto a los obstáculos para un Interim Manager, todavía hay reticencias en muchas organizaciones a la implicación de este tipo de trabajadores en los proyectos que quieren llevar a cabo. A veces la compañía piensa que el compromiso y entrega de un interim manager va a ser menor por no formar parte laboralmente de ella. Esto hace que el nivel de esfuerzo y exigencia por parte de este en cada proyecto tienda a ser mayor. Cuando un interim manager entra en la empresa, como los trabajadores saben que ese directivo estará ahí solo por un tiempo, en ocasiones no se lo ponen nada fácil. En muchos de estos casos estos problemas vienen porque no se les ha explicado correcta y sinceramente la función del interim manager en la empresa, ya que viene a complementar al equipo actual y, en algunos casos, puede incluso realizar labores de “coaching” o “mentoring”. Aunque, poco a poco está superando estas barreras, sobre todo en determinado tipo de sectores más flexibles o acostumbrados a trabajar por proyectos como la ingeniería o las TIC.

Este concepto en la actualidad en España está todavía poco desarrollado aunque desde hace unos pocos años se empieza a ver cada vez más esta figura realizando proyectos en empresas. Cada vez hay más trabajos por proyectos y se incrementan también los proyectos unipersonales, que implican aprovechar la experiencia concreta para una iniciativa determinada. Surgen por ello nuevas oportunidades para especialistas dispuestos a trabajar puntualmente para solventar una contingencia concreta de una empresa.

Más información| Asociación Interim Management en España

En QAH| ¿Qué es una Cooperativa de Crédito y un E.F.C?

RELACIONADOS