Cultura y Sociedad 


¿Qué es el feminismo? (II): Feminismo de la igualdad

Equality

En la introducción al feminismo dijimos que existen distintas corrientes dentro del   feminismo. Estas corrientes se han formado por la evolución del movimiento a lo largo del tiempo, también por las diferencias sociales y por las propias ideologías. En los años setenta empieza el auge de dos tendencias segregadas del feminismo radical (radical no significa extremismo ideológico, sino que sostiene que la raíz de la desigualdad social en todas las sociedades hasta ahora existentes ha sido el patriarcado, la dominación del varón sobre la mujer. Todo ello debido al diferente rol reproductivo del hombre y la mujer): el feminismo de la diferencia y el feminismo de la igualdad.

Nació durante la Ilustración, cuando las mujeres empezaron a reivindicar sus derechos reproductivos y de participación política.

El feminismo de la igualdad intenta conseguir la igualdad entre los dos sexos, y está mas bien metida en instituciones para conseguir el poder político como el que tiene el hombre. Sigue su camino haciendo leyes y normativas que van mejorando la vida de las mujeres. Una famosa ley de la igualdad es la de paridad en los puestos políticos (aproximadamente mitad de hombres y mitad de mujeres).

En esta corriente el modelo es el hombre. La mujer ve discriminación si no se acepta que haga lo mismo que un hombre, esto es el clásico truco de juzgar un anuncio publicitario como machista si al poner en el lugar de la mujer objeto (o cualquier otro rol despectivo) a un hombre y ser el resultado “chirriante”.

Clara Campoamor fue una gran activista del feminismo de la igualdad, pues durante el debate sobre el sufragio universal defendió el derecho de la mujer a votar. Pertenecía al Partido Republicano Radical (de ideología conservadora), esto se explica porque poseía el apoyo eclesiástico, y en esta época las mujeres no estaban bien formadas políticamente debido a su exclusión de este ámbito tradicionalmente masculino por lo que se esperaba que la primera reacción ante el derecho a voto fuese consultar a sus maridos o párrocos. Debido a esta falta de formación inicial la feminista de la diferencia Victoria Kent, del Partido Radical Socialista, se oponía temporalmente a este sufragio hasta que las mujeres fueran educadas en igualdad sobre política para tomar sus decisiones individualmente sin supervisión masculina indirecta.

Es importante remarcar que feminismo de la igualdad y feminismo de la diferencia no son opuestos, pues la base es común: existe una discriminación hacia la mujer justificada a través de la diferencia reproductiva.

Vía|Mujeres en Red

Más información|Feminismo de la igualdad,

Imagen|Campaña Manos Unidas, Clara Campoamor, Igualdad

En QAH|Introducción al feminismo, Pussy Riot, Sexismo en el lenguaje

RELACIONADOS