Economía y Empresa 


¿Qué es el Elevator Pitch?

Cuando tenemos una idea, un proyecto y una ilusión para que se haga realidad, ya hemos estudiado en Qué Aprendemos Hoy desde cómo obtener un mecenazgo, dónde acudir a por financiación o cómo realizar un plan empresarial. Si bien todos estos pasos son imprescindibles, todos ellos requieren de la cooperación voluntaria de otras personas. Al cabo, sin su colaboración no obtendría consejos, financiación y, en el fondo, futuros clientes. Por ello, hoy vamos a analizar “cómo vender tu idea”, o más bien, cómo conseguir financiación para tu idea a través del Elevator Pitch.

¿Cómo convencerte para que inviertas dinero en mi proyecto?

No creo que existan muchas más preguntas tan generales, lo que sí puedo decir es lo que no debemos hacer y que hay que tener muy claro. Hay que saber que hace especial nuestra idea así como tener muy claro como llegaremos a ella.

Existe en España una cultura mediterránea por todos conocida; explicar en 15 minutos lo que se puede decir en 5, dar vueltas a un asunto antes de  abordarlo… si es que lo abordamos, para después  confundirnos a nosotros mismos usando una dialéctica tan extensa en el tiempo.

¿Es recomendable hacerlo con posibles clientes? En absoluto, el hecho es que tenemos escasos dos minutos para vender nuestra idea y poder tener un mail o una tarjeta.

Este arte es llamado Elevator pitch, que como nos indica su nombre, no es más que el tiempo en el que nos encontramos al inversor en el ascensor y le explicamos que queremos hacer:

Así pues… ¿Que prioridades debemos tener en cuenta para nuestros minutos de gloria?

Primero, hay que tener muy claro que queremos que recuerde de nosotros como persona, después que queremos hacer y cómo en lo que sería poco más de una frase y acto seguido justificar como esto puede generar dinero.

Es importante saber también cuales son nuestros objetivos a corto y largo plazo, hay que tener visión de negocio y sobre todo saberlo sintetizar para que lo entienda alguien que puede no tener idea alguna sobre el mercado en el que queremos entrar.

Lo que quiero decir es que no hay que practicar un discurso en casa y memorizarlo, lo que hay que tener en cuenta son conceptos que hay que mencionar. Y es muy recomendable hablar de esta idea primero con gente que conozcamos y confiemos, porque siempre veremos claramente futuro a nuestra idea y podemos omitir problemas que otros pueden ver, y muy seguramente verán.

Presentados en este orden, y con una duración de 2-3 minutos podemos estar seguros de que ha entendido el mensaje básico, si está interesado no olvidemos pedir una tarjeta o mail y ya se contactara adjuntando mas información. Al fin y al cabo el tiempo es oro y por lógica si nos ponemos en su lugar, no nos gustaría un discurso maratoniano en que nos retrasaran de nuestros quehaceres.

Si llegados a este punto sigues interesado en tener el tuyo, en las fuentes podrá encontrar una herramienta de la Universidad de Harvard que aunque simple te dejara bien claro como estructurar su discurso. Que conceptos utilizar para cada aspecto que quieras explicar y cuál es la duración aproximada. Eso sí y como se puede intuir hay que dominar el inglés (first).

 

¿Ya sabes cómo vender tu idea? ¿Por qué es mejor que las otras?

 

Vía| Herramienta Harvard

Imagen| Printmediacenter

En QAH| ¿Qué plataformas existen de crowdfunding? | ¿Qué es el crowdsourcing? | ¿Cómo realizar un Business Plan?

RELACIONADOS