Jurídico 


¿Qué es el derecho de marcas?

Cada vez más, en los balances de las empresas, los llamados bienes intangibles son más valorados, especialmente en start-ups o empresas de nueva creación vinculadas a las nuevas tecnologías e internet.

¿Qué son los bienes intangibles?

Marcas, patentes, diseños, derechos de autor, know-how, etc.

¿Por qué han adquirido tanta importancia?

La respuesta es sencilla, antes, en las empresas se valoraba mucho los bienes materiales; el solar donde estaba la empresa, la maquinaria, los productos, etc. Sin embargo, ya hace unos años que hay empresas que están en unas oficinas de alquiler, que no tienen máquinas, ni producto, ofrecen servicios a través de páginas web o lo fundamental y más valioso es su software. Por ello, cuando se fusionan, venden la empresa o simplemente buscan más financiación, su principal capital son los intangibles: el valor de su marca en el mercado, de sus programas informáticos, sus patentes, los derechos de autor adquiridos, etc.

Por ello, es imprescindible un correcto asesoramiento y protección de estos bienes.

En el artículo de hoy me centraré en el derecho de marcas, que es un derecho de uso en exclusiva de un signo distintivo. Se traduce en el privilegio de prohibir a los demás utilizar en el mercado, sin el consentimiento del titular, un nombre, un dibujo o las dos cosas juntas. Lo que garantiza el derecho de marcas es el origen empresarial de un producto para que el público pertinente (consumidor de cada producto o servicio, puede ser general o especializado) lo pueda relacionar con los valores que ha querido transmitir cada marca. En consecuencia, la atribución o no de una marca vendrá determinada por diversos factores: similitud denominativa (como se escribe), similitud fonética (como se pronuncia) y similitud conceptual (los productos y/o servicios a los que se destina).

Foto manual derecho de marcas

¿Por qué utilizar un abogado o agente de la propiedad industrial para su registro?

 Porque primero es aconsejable hacer una investigación previa sobre la viabilidad de dicho registro. Si se tramita mal o que por falta de información luego hay oposiciones o es denegada por defectos de fondo, al final resultará más caro y lento. Es muy probable que la marca que se quiere registrar ya exista, en ese caso, su asesor jurídico le podrá aconsejar sobre como registrar su marca igualmente, realizando las pertinentes modificaciones.

Otros inconvenientes pueden ser las comunicaciones con la Oficina de marcas correspondiente, sin el correcto asesoramiento pueden pasarse los plazos o no entender lo que nos piden y por ello que la solicitud sea denegada.

Un servicio muy útil que ofrece el abogado o el agente de propiedad industrial es el seguimiento de la marca registrada, de esta manera, el especialista está al día de las marcas solicitadas por terceros y puede discernir sobre si las nuevas solicitudes pueden ser perjudiciales o no para los intereses de su cliente. El plazo de oposición a las solicitudes de marcas es de 2 meses para las nacionales y 3 meses para las comunitarias.

Asimismo, si hay oposiciones por parte de terceros, la defensa sólo la podrá plantear un especialista, ya que en derecho de marcas, los detalles de cada caso y la jurisprudencia aplicable al mismo son determinantes para la contestación o para defendernos de marcas concedidas a nuestro favor. Es una parte de derecho muy interesante, que no está tan tasado como otros ámbitos y en el que la argumentación de las partes y las pruebas cobran suma importancia. Por ello, la especialización de los abogados y de los jueces en la materia es cada vez más necesaria.

Imagen| Marcas, Derecho de Marcas

En QAH| El derecho de propiedad industrial: la marca

RELACIONADOS