Derecho Civil, Jurídico 


¿Qué es el Derecho de Habitación?

Cuando nos hablan acerca del derecho de habitación podemos pensar: ¡Tengo derecho a dormir en una habitación! Pues bien, tampoco vamos tan mal encaminados.

El derecho de habitación es un derecho real (poder jurídico que ejerce una persona sea física o jurídica sobre una cosa de forma directa para un aprovechamiento total o parcial).

Como decía tampoco íbamos tan mal encaminados al decir que era derecho a dormir en una habitación. El que cuenta con el derecho de habitación lo que esta ostentando es, según el art. 524 del Código Civil, “la facultad de ocupar en una casa ajena las piezas necesarias para sí y para las personas de su familia“. Es decir, se le concede la posibilidad a la persona que ejerza este derecho de poder hacer uso de esos elementos.

Una vez delimitado el concepto, pasemos a analizar el régimen jurídico del derecho de habitación. Tiene ciertas peculiaridades compartidas con el derecho de uso (otro derecho real).

Según el art. 525 del Código Civil el derecho de habitación no se puede arrendar ni traspasar a otro. Una vez que se nos otorga es nuestro hasta que se extinga. Las causas de extinción del derecho de habitación son entre otras, en virtud del art. 529 del Código Civil, el abuso grave de la habitación.

Ahora bien, ¿se puede exigir una retribución a cambio del derecho de habitación? No, porque estaríamos entonces inmersos en un arrendamiento. Pero, si la persona que está haciendo uso del derecho de habitación en lugar de ocupar solo la parte de la vivienda que necesita, ocupara toda la casa SÍ se podrían exigir a este los reparos ordinarios de conservación así como el pago dcomprar-casae las contribuciones (art. 527 Código Civil).

Veamos el siguiente ejemplo:

Unos hermanos reciben una herencia y dentro de una de las clausulas se estipula que uno de ellos tendrá derecho de habitación en una de las viviendas del padre fallecido. El hermano que recibe este derecho ocupa toda la casa haciendo y deshaciendo conforme a su placer. En este caso, ¿tendría el hermano (que hace uso de este derecho) correr con los gastos de la vivienda?

Según lo explicado con anterioridad, nuestra respuesta debería ser afirmativa en todo caso puesto que el hermano no se limita únicamente a utilizar la parte necesitada sino a ocupar toda la vivienda y más aún realizando situaciones que no comprende este derecho. Es por ello que sí tendría que hacer frente a los pagos correspondientes.

En conclusión:

Tenemos que recordar que el derecho de habitación no es derecho a dormir en una habitación (se parece, pero no). También que se pueden exigir una serie de pagos por la ocupación total de la vivienda cuando exclusivamente se tiene que ocupar la parte que necesitamos para nuestro uso. Y las causas de extinción entre otras sería por el abuso grave de la habitación.

Vía | Código Civil

Imagen | Casa

 

 

RELACIONADOS