Jurídico 


¿Qué es el derecho de acrecer?

Cuando varios herederos de una persona fallecida son llamados a una herencia como consecuencia de su muerte, se produce una llamada conjunta a la herencia, esto es que más de dos personas van a concurrir a determinar cuál es la parte que del total de la herencia, les corresponde bien conforme al testamento que haya dejado el testador, o bien conforme a la ley, si no hay testamento (abintestato)herencia-y-testamento476634-300x210

En el testamento puede que se haya designado que los herederos hereden por partes iguales;  designando una cuota (por ejemplo, se llama a un tercio a A,B y C) o sin designación de partes o cuota. Solo sobre este último caso tendrá cabida el derecho de acrecer.

El derecho de acrecer es el efecto que se produce cuando cualquiera de los llamados no puede o no quiere aceptar su parte, conllevando una expansión de la parte correspondiente de los demás aceptantes. En concreto y para que el derecho de acrecer se produzca en la sucesión testamentaria, el artículo 982 del Código Civil establece:

1º Que dos o más sean llamados a una misma herencia, o a una misma porción de ella, sin especial designación de partes.

2º Que uno de los llamados muera antes que el testador o que renuncie a la herencia, o sea incapaz de recibirla.

¿Cuándo se entenderá hecha la designación de partes?

En el caso de que el testador haya determinado expresamente una cuota para cada heredero. Por lo que si se da ésta, el derecho de acrecer quedará excluido.

¿Qué efecto supone el acrecimiento? ¿Es éste automático o depende de la voluntad de los herederos?

Según el artículo 984CC, los herederos a quienes acrezca la herencia sucederán en todos los derechos y obligaciones que tendría el que no quiso o pudo recibirla.

Si bien, es discutible si cuando uno de los llamados no acepta o no puede aceptar, los otros vean automáticamente aumentada su participación en la herencia, o bien es necesario, para que ese efecto se produzca, que previamente acepten la cuota que hubiera correspondido a aquél.

Un sector de la doctrina considera que se da un efecto automático, esto es, que la parte que queda vacante se absorbe por los demás herederos inmediatamente. Otro sector cree que el acrecimiento es un poder que puede usarse o no por los otros herederos. De ahí que el Codigo civil hable siempre del derecho de acrecer. En el régimen del Código Civil no hay una posición definitiva, pero parece que se inclina por la primera (llamamiento de todos al todo).

En la sucesión intestada o abintestato, la parte del que repudia la herencia acrecerá siempre a los coherederos, dice el artículo 981CC. Sin embargo esta es una norma inútil en tanto que en estas sucesiones rige el principio de que el pariente más próximo en grado al causante excluye al más remoto, luego si repudia aquél no se llama a otro más lejano existiendo algunos del círculo del que no acepta.

El derecho de acrecer parece tener más cabida en estas sucesiones, en el tercio de mejora o en el de libre disposición (dos de las tres partes en que se divide la herencia, junto con la legítima) ya que si alguno de los herederos, dispone el artículo 985.2º, repudia la herencia o premuere al causante, sucederán en ella los coherederos por su derecho propio y no por el derecho de acrecer.

Vía| Sistema de Derecho Civil. Derecho de Sucesiones.Volumen IV.Tomo 2.  Díez-Picazo Luis y Gullón Antonio. Editorial Tecnos,2013, ISBN 9788430955060

En QAH| La figura jurídica de la herencia yacente , Aceptación de la herencia a beneficio de inventario, Como ahorrar impuestos en una herencia

Imagen| Derecho de sucesiones

RELACIONADOS