Economía y Empresa, Finanzas 


¿Qué es el crowdlending?

El Crowdlending ya cuenta con definición propia en español en Wikipedia: “préstamo entre particulares y empresas” (del inglés peer-to-business lending, o p2b lending). Consiste en la financiación alternativa mediante préstamos a pequeñas y medianas empresas concedidos por una red de prestamistas particulares que invierten su capital privado a cambio de un tipo de interés. Es una de las variantes del sector fintech. Las empresas solicitantes de préstamos han de demostrar su calidad crediticia así como su nivel de morosidad para ser clasificadas y calificadas con el fin de aportar información sobre su riesgo a los prestamistas. Los tipos de interés dependerán de la calificación de la empresa, evaluada por el equipo de riesgos de la plataforma.

¿Cómo funcionan?

La plataformas de préstamo publican los proyectos y los prestamistas deciden donde invertir su dinero, para el cual se fija un interés por adelantado (entorno al 5-7%) y se paga según un calendario pactado que puede ir de uno a cinco años. Toda la operativa se articula a través de plataformas de Internet donde se presentan los proyectos de financiación, previamente analizados por el equipo que gestiona la web. A partir de ahí se va recaudando el dinero de los potenciales inversores, a los que se remunerará en función del sistema establecido.

Para facilitar la elección, el portal suministra información acerca de la empresa o el individuo que solicita el préstamo, su finalidad en la plataforma, posibles garantías y otros datos relevantes. Además, el portal calcula y publica un rating para el demandante, de acuerdo a un modelo interno de riesgo de crédito.

En los modelos más restrictivos, en cambio, el inversor no elige en qué proyectos invierte sino que es la propia plataforma la que los empareja en base a los criterios de inversión que el inversor facilita (vencimiento, rating, rentabilidad esperada, etc.). Este último modelo apuesta por la simplicidad para el inversor, que no debe preocuparse ni siquiera de diversificar su cartera de préstamos pues, en el emparejamiento, la plataforma se encarga de repartir la inversión entre varios proyectos.

Los inversores españoles empiezan a conocer el tema

La actividad existe desde hace diez años, y se suele considerar a la británica ZOPA como la primera plataforma de Crowdlending. Es precisamente el Reino Unido uno de los países del mundo donde esta actividad cuenta con una mayor consolidación con más de 6.700 millones de euros prestados. Fuera de Europa, otros países como Estados Unidos o China cuentan con cifras de negocio superiores. Pero en España también existen plataformas que están funcionando muy bien como Arboribus, Comunitae, LoanBook, MytripleA, Circulantis, Grow.ly, etc.

RELACIONADOS