Cultura y Sociedad 


¿Qué es aprender un idioma?

Ya se ha mencionado aquí que el mundo actual nos exige, como ciudadanos interconectados y multiculturales, hablar más de un idioma. Para responder a esa demanda, abundan los métodos tradicionales que avisan de que aprender un idioma requiere mucho esfuerzo; están también los métodos «mágicos», que nos aseguran que una lengua se puede aprender en apenas 10 días… El nuevo milenio e internet trajeron la posibilidad de ver, escuchar o leer infinidad de recursos que hacen que el proceso de inmersión en un idioma sea más fácil que antiguamente: cualquiera puede acceder a la televisión francesa, a un periódico editado en Berlín o a una serie norteamericana. El progreso es evidente.

Idiomas

Aprender idiomas

No obstante, hay algo que nunca se menciona y que tiene relevancia: ¿cuándo se sabe totalmente un idioma? ¿Se puede llegar a un punto final, en lo que a estudiar una lengua se refiere? O, reformulando la pregunta, ¿qué es realmente aprender un idioma? Sabemos que necesitamos conocer su gramática para dominar sus estructuras, ampliar nuestro vocabulario para saber expresarnos en diferentes contextos, profundizar en nuestra pronunciación para entender y ser entendidos correctamente… Pero, ¿eso es todo? y, ¿cómo se mide?

Para poder homogeneizar el sistema de aprendizaje, enseñanza y evaluación de cualquier lengua moderna, el Consejo de Europa estableció en 2001 el Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas. Se trata de un referente imprescindible para docentes y estudiantes, así como un marco que permite establecer el nivel de comprensión y expresión oral y escrita en un idioma. Esta base común fija seis niveles de manera que, según los conocimientos del hablante, se estará más o menos cerca de llegar al deseado nivel C2, que define a un usuario independiente de la lengua capaz de comprender prácticamente todo lo que oye o lee y capaz de expresarse con gran fluidez diferenciando incluso los pequeños matices. Y ahí es donde está el quid: en los matices.

Escala global Marco Europeo

Escala global Marco Europeo

Porque, respondiendo a la pregunta previa, aprender un idioma es algo más que aprender palabras. Es saber interactuar en situaciones comunicativas reales; es poder distinguir los contextos (porque no hablamos igual con un desconocido que con un amigo); es tener la suficiente sensibilidad como para comprender la sociedad y la cultura de esa lengua, su idiosincrasia; es abrir nuestra mente a otro mundo… Es, en definitiva, un conjunto de aspectos que prácticamente no terminan.

Pero no nos desanimemos. ¿Significa esto que nunca es posible saber bien un idioma? No exactamente. Significa, en realidad, que estudiar es un trabajo constante que no se debe dar nunca por finalizado. Que dominar un idioma implica no dejar nunca de aprender; que siempre puede haber sentidos y matices nuevos. Pero eso, aunque no lo parezca, es un desafío que no hace más que enriquecer el proceso. Porque, ¿qué es el aprendizaje sino recorrer un camino infinito?

 

 

Más información| Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas
Imagen| Aprender idiomas, Escala global Marco de Referencia
En QAH| Ciudadanos plurilingües

RELACIONADOS