Economía y Empresa, Panorama Internacional 


¿Qué consecuencias económicas tendrá el mundial para Brasil?

El mundial que actualmente se disputa en Brasil no ha estado en ningún momento exento de polémica. Desde que se supo la sede y el gobierno tomó una serie de medidas (subida del transporte, por ejemplo) como consecuencia de esta decisión, son muchas las personas que se han echado a la calle para protestar por la organización y el supuesto enriquecimiento de la FIFA con el acto. Miembros del gobierno se defienden escudándose en el turismo que generará la copa del mundo. Realmente, ¿Qué repercusiones tendrá el mundial para Brasil?.

mundial 2La mayoría de las críticas a la organización del mundial son producidas debido a que el coste del evento será asumido, en su gran mayoría, por la población. Además del desvío de fondos públicos hacia la organización del evento, existen otros problemas como el coste del transporte o los desahucios provocados las infraestructuras del mundial de fútbol de este año y los JJ.OO de 2016, un hecho que ya ha sido cuestionado por Amnistía Internacional. Pero no cesan ahí las cuestiones negativas. El precedente de Sudáfrica obliga a cuestionarse a muchos brasileños si quién obtendrá más beneficios económicos del mundial será su país o la FIFA. Este descontento se refleja encuestas como la realizada por el Pew Research Center a más de 1.000 adultos brasileños y en la que se reflejaba que más del 60% de los entrevistados considera que ser la sede de este evento es algo negativo para el país.

mundialEn contraposición, tenemos la baza del turismo. Según varios analistas, los dos eventos deportivos que acogerá Brasil en estos años provocarán que el turismo se duplique a 3.300 millones de visitantes por temporada. Según un estudio sobre el impacto económico del mundial 2014 realizado por la firma Ernest & Young Terco (E&Y) los beneficios económicos se notarán hasta en 24 sectores del país, siendo más patentes en la construcción, bienes y servicios, negocios, alimentos y, sobre todo, turismo.

Las protestas han ido reduciéndose desde que comenzó el mundial, según medios de comunicación brasileños, pero el descontento de la población continúa estando latente. Como suele ocurrir, el fútbol ha provocado que la economía doméstica y las posibles incertidumbre del futuro queden en un segundo plano. Los resultados económicos llegarán cuando finalice el espectáculo y por el momento, son una auténtica incertidumbre. La economía de Brasil pasa por un momento de inestabilidad después de unos años de gran crecimiento. Y por si fuera poco, en 2016 llegará otro evento de similares características con los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

Vía| El Economista

Más Información| Forbes , El Mundo

Imágenes| Niño Balón , Armadillo

En QAH| ¿Es rentable albergar un mundial de fútbol?, Gisele y Sara, embajadoras del Mundial de Brasil.

RELACIONADOS