Casos empresariales, Economía y Empresa 


El éxito de Mercadona y su Modelo de Calidad Total

El semanario económico más influyente del mundo, The Economist, consulta a Zeynep Ton la experta en retail que ha convertido a Mercadona en un caso de estudio en Harvard. La clave del éxito se basa en su Modelo de Calidad Total (MCT, en su argot), es decir, en procurar que la empresa funcione como una cadena de montaje, controlando todo el proceso desde la obtención de la materia prima hasta las tiendas.

Para la aplicación de esta fórmula, la compañía ha sido pionera en la estandarización de todos los procesos, desde el análisis de las necesidades, el suministro de materias primas y productos, el transporte desde el proveedor al bloque logístico y desde allí a la tienda; y, finalmente, la gestión de las operaciones en el supermercado.

Por ejemplo, ha creado su propio software para planificar los horarios de trabajo. La finalidad de esta receta es satisfacer a los cinco componentes del negocio (de mayor a menor importancia): el cliente, el trabajador, el proveedor, la sociedad y el capital. Destaca las relaciones a largo plazo con sus proveedores y el hecho de que no haga ningún tipo de inversión publicitaria.

 

El MCT consiste en aplicar una estrategia de integración vertical con la intención de crear valor para todos los grupos intervinientes en el negocio: clientes, proveedores, recursos humanos y capital.

Con ello, algunos de los objetivos perseguidos son:

1. Reducir la incertidumbre con la que operan las empresas, tanto en cuanto a aprovisionamientos (volatilidad de la oferta, alto poder de los oferentes) como en el lado de la demanda (poder creciente de los consumidores, escasa fidelidad de la clientela).

2. Lograr una mejor orientación de las inversiones hacia actividades en el canal que presentan una mayor rentabilidad.

3. La consecución de economías de escala y de alcance por la coordinación de las funciones de distribución (optimización de los almacenamientos, y de las entregas de las mercancías, mejora del ciclo de pedidos y cobros, etc.).

4. La creación de barreras de entrada, pues los competidores potenciales verán aumentar la escala de operación a la vez que pueden encontrar dificultades para su aprovisionamiento, en función del poder alcanzado por las organizaciones verticales existentes en el mercado.

Vía| Expansión

RELACIONADOS