Economía y Empresa 


Españistán: de la burbuja inmobiliaria a la crisis


De aquellos polvos, vienen estos lodos. Así de sencillo podría resumirse el vídeo que tenemos la oportunidad de ver en esta ocasión. En un repaso retrospectivo sobre decisiones y caminos que tomó nuestra economía desde el año 1998 hasta el día de hoy, se consigue  mostrar, en gran parte, el porqué y el cómo de la situación actual. Todo desde un punto de vista satírico.

Un modelo económico de crecimiento el español, que apostó fuerte por hacer del mercado inmobiliario nuestro gran estandarte. Lo que se concibió primitivamente como una forma de acercar la posibilidades de adquirir una vivienda a los jóvenes y, a su vez, reducir el desempleo, se terminó convirtiendo en un mecanismo de especulación de los que tenían capital como para comprar/vender,  y una fuente de corrupción y blanqueo de dinero. La especulación sucedió como consecuencia de la constante revalorización que tenían los inmuebles provocado por el  aumento brutal de la demanda, que hizo que los precios fueran incrementando con los años desmesuradamente.

El componente negativo de este modelo de crecimiento reside en la mala gestión que se hizo del mismo, y no tanto en el hecho de que se sustentara en el ladrillo. Se flexibilizaron los requisitos para la concesión de créditos por parte de los bancos, esto se tradujo en un aumento de endeudamiento del ciudadano medio quien confiaba en poder pagar la hipoteca y, en caso de no poder hacerlo, deshacerse de ella revendiendo el inmueble que, según todos los pronósticos, estaba en revalorización continua. Conclusión, merecía la pena endeudarse porque según las expectativas que se manejaban todos saldrían ganando (banco con los intereses, consumo interno por la circulación de renta, españolitos con vivienda en propiedad).

Pero no se cumplió el guión, ya en 2007 el endeudamiento de familias, empresas y administraciones públicas era más que considerable para las posibilidades de nuestra economía. El modelo de crecimiento solo se basaba en una creación de riqueza vía deuda, y solo vía deuda.

Cómo acaba la historia ya es sabido por todos. La crisis crediticia que asalta Estados Unidos tienen su impacto en el sistema financiero global, los organismos internacionales no prestan dinero, por tanto las entidades de créditos cortan radicalmente el grifo, las familias, empresas y administraciones ya no tienen la opción de endeudarse y, por tanto, el consumo inicia su caída, las empresas empiezan a despedir al personal y la palabra ERE suena en todos los telediarios, como las familias no pueden pagar las hipotecas, sus contratos son ejecutados y acaban todos en la calle…

Aquí está el vídeo en el que se resume todo lo anterior de forma gráfica y con un toque de humor.

 

Vídeo| Alex Sailó

RELACIONADOS