Cine y Series, Cultura y Sociedad, Moda 


Purple Rain y la banda sonora de una década

El inesperado fallecimiento de Prince el 21 de abril es una ocasión oportuna para analizar el impacto de la prodigiosa década de los 80 que todavía influye en la cultura popular de nuestros días.

Esta década vio nacer el videoclip y las cadenas MTV y CNN y generó la Movida Madrileña. La lista de cantantes y grupos que alcanzó el olimpo del éxito es irrepetible por su calidad y su significado. El cine tampoco escapó a esta explosión de genialidad y la década incorporó a la historia del 7º Arte algunos de sus títulos más emblemáticos.

Las industrias discográfica y cinematográfica crecían en plena expansión antes de que internet provocara una revolución en estos sectores que obligó a innovar en nuevos canales  diversificando de los soportes, explotando el mercado digital y luchando contra la piratería.

Las cifras de ventas que alcanzaron algunas de las bandas sonoras más míticas del cine en la década de los 80 sorprenden hoy en día y seguramente tardaremos en recuperarlas.

El éxito mediático del  video Thriller ayudó a que el disco de Michael Jackson, editado en 1982 fuese el  LP más vendido de la historia. La Recording Industry Association of America y la British Phonographic Industry que analizan la venta de álbumes en EEUU y Reino Unido certificaron que Thiller alcanzó la cifra de 29.300.000 de discos vendidos.

Según las mismas fuentes Purple Rain (1984), banda sonora de la exitosa película del mismo nombre que encumbró a Prince vendió 13,6 M de discos.  El cantante además de protagonizar la película, consiguió dos Grammy y el Oscar a la mejor canción.

Los 12,5 M de discos vendidos por Dirty Dancing (1987) se deben principalmente a la canción (I´ve Had) The Time of my Life.  Este dúo cantado por Jenniffer Warnes y el excomponente de los Righteous Bros. ganó un Grammy y un Oscar a la mejor canción. El sencillo vendió 36 M de copias. El baile final con Jennifer Grey y Patrick Swayze es una de las escenas de culto del cine musical moderno.

La banda sonora de Top Gun (1986) marcó a toda una generación. La película lanzó al estrellato a Tom Cruise y ayudó a las carreras de Tim Robbins y Meg Ryan. La canción Take My Breath Avay de Berlin y producida por el genio de la música electrónica disco Giorgio Moroder ganó el Oscar y llegó a número 1 en EEUU. El disco vendió 9,6 M unidades.

Footloose (1984) protagonizada por dos jovencísimos Kevin Bacon y Sarah Jessica Parker, conectó totalmente con los adolescentes de la época con una historia romántica que incluía  escenas de baile y una banda sonora que vendió 9,1 M de copias. La película fue precursora en la fórmula de promover la venta de discos a través del cine.

Reencuentro (The Big Chill – 1983) la magnífica película dirigida por Lawrence Kasdan  es un nostálgico retrato generacional que debe parte de su éxito y un irrepetible casting y a su banda sonora que recupera canciones de la mítica discográfica Motown. Es un ejemplo más de cómo el cine ayuda a la revitalización de algunas discográficas. El álbum vendió 6 M de copias.

The Jazz Siinger (1981) remake del clásico de Al Jolson de 1927 es un ejemplo de como una banda sonora supera con creces el éxito de una película mediocre. Neil Diamond, un ídolo en EEUU, obtuvo el premio Razzie (al peor actor) como protagonista de la película pero alcanzó un gran éxito con la banda sonora de la que  compuso una parte importante de las canciones. Vendió 5,3 M de discos.

Flashdance (1983) fue uno de los éxitos cinematográficos más importante de la década. La original historia de una trabajadora metalúrgica que se dedica al baile por la noche y se enamora de su jefe junto a la banda sonora que incluía el tema de Giorgio Moroder <<What Feeeling>> cantado por Irene Cara y que consiguió el Óscar a la mejor canción ayudó a que se vendieran 5,1 m de discos.

Via|Los 100 discos má vendidos de los 80 , Editorial Libsa
Imagen|Purple Rain
Video|Dirty Dance, Top Gun, Footloose, Reencuento, Flashdance
En QAH|Breve historia de la banda sonora en el cine

RELACIONADOS