Patrimonio, Widget 


Puertas con Arte

En el artículo de hoy en la sección de Patrimonio de “Qué Aprendemos Hoy” hacemos un recorrido por algunas de las puertas más significativas de la Historia del Arte, atendiendo especialmente a la belleza que encierra cada una de ellas. Desde el punto de vista arquitectónico, la puerta es un elemento constructivo que sirve para separar diferentes estancias, facilitando el acceso o propiciando el aislamiento entre ellas. Es ésta una función que se mantiene imperturbable a lo largo del tiempo, para centrar sus principales transformaciones no sólo en la forma, sino fundamentalmente, en la decoración de la misma.

Puerta de Ishtar. Babilonia.

Puerta de Ishtar. Babilonia.

Comenzamos por la Puerta de Ishtar que fue construida en el año 575 a. C. por Nabucodonosor II y que suponía el principal acceso a Babilonia en el Segundo Imperio. La ciudad contaba con ocho puertas de entrada, dedicadas cada una de ellas a una divinidad. La más famosa de todas fue la Puerta de Ishtar que se encontraba al norte de la ciudad y que estaba dedicada a la diosa de la guerra y la fecundidad. La Puerta de Ishtar se encontraba al principio de la Vía Sacra, que recorría las principales sedes de poder civil y religioso, entre ellas el Templo de Marduk y el Palacio Real. Estructuralmente estaba formada por dos torreones cuadrangulares coronados por almenas que flanqueaban el arco central de medio punto. Esta tipología, unida a su gran altura, casi 12m, le daba el aspecto de un monumental arco triunfal. Estaba revestida por ladrillos esmaltados y decorados con imágenes de animales sagrados que destacaban sobre todo por el intenso cromatismo a base de amarillos, azules, blancos y rojos. En estos bajorrelieves aparecían toros y dragones de color blanco que destacaban sobre el fondo de color azul oscuro y que se situaban en filas paralelas, alternándose, para dar ritmo a toda la composición.

Saltando en el tiempo, nos trasladamos a la Florencia de inicios de la Edad Moderna para

Puertas del Paraíso. Ghiberti.

Puertas del Paraíso. Ghiberti.

contemplar una de las puertas que más trascendencia han tenido a lo largo de toda la Historia del Arte. Hablamos de las Puertas del Paraíso que Ghiberti realizó, entre 1425-52, para el Baptisterio de la ciudad. La obra está formada por 28 paneles que narran, en 28 relieves, diferentes escenas del Nuevo Testamento. Aunque en la obra es aún visible la influencia de la escultura gótica, las figuras se adaptan perfectamente a los nuevos cánones de perspectiva dictados por el Renacimiento, combinando al mismo tiempo con la presencia de diferentes tipologías de relieve, que van desde casi la figura de bulto redondo de primer plano, con figuras llenas de volumen, hasta lo casi absolutamente plano de los fondos. De esta forma, la profundidad junto con la perspectiva, la proporción y el naturalismo contribuyen a crear una de las obras más bellas de todo el Renacimiento. También la decoración se extiende por los listones laterales y de separación donde encontramos todo un programa de figuras bíblicas, motivos vegetales y  retratos, incluido el del propio Ghiberti.

Sin movernos de Italia, viajamos hasta Milán para detenernos delante de la puerta principal del Duomo de la ciudad. La fachada principal de la catedral está formada por 5 puertas de acceso que se corresponden con las 5 naves al interior. Esta fachada principal fue concebida por Pellegrino Pellegrini y sufrió numerosas modificaciones a lo largo del tiempo hasta llegar a su término en 1814. En ella destaca la puerta principal dedicada a la vida de la Virgen María. Planteada en 1582, no fue hasta 1628 cuando se inició su elaboración, quedando inaugurada en 1908, es resultado del ingenio de varios artistas italianos de los siglos XIX y XX. Esta obra entra en relación con la anterior en la forma de disponer los diferentes paneles que acogen los relieves y en la manera de aprovechar el espacio dando importancia al sentido narrativo de la misma. Entre las dos hojas que forman la puerta contamos 28 paneles de menor tamaño y dos al centro de forma mixtilínea de mayor tamaño. A través de ellos podemos leer la vida de la Virgen y destacan temas como “La dormición”, “El Calvario”, “El Descendimiento de la Cruz” así como los dos paneles centrales: “María sosteniendo a Cristo muerto” y “Asunción de la Virgen”.

Puerta Principal. Catedral de Milán.

Puerta Principal. Catedral de Milán.

Además de por  la profusión de temas y motivos, esta obra destaca por el naturalismo y la profundidad con la que han sido tratados cada uno de los paneles, así como por la incorporación de elementos goticistas para cerrar cada escena que nos traen a la memoria la obra de Giotto. Cierra el conjunto en la parte superior la “Coronación de la Virgen”.

 

Vamos a finalizar el artículo de hoy con una puerta que para algunos estudiosos hace clara referencia a la creada por Ghiberti en pleno Renacimiento. Se trata de las Puertas del Infierno de Rodin donde es cierto que podemos establecer una clara referencia a las vistas en el Baptisterio de Florencia pero con la salvedad de que aquí Rodin, que trabajó en ellas hasta 1900,  configura un espacio continuado huyendo de la compartimentación y regularidad establecida por el artista italiano. Pero no solo encontramos influencia de Ghiberti sino que también encontramos alusiones al genio indiscutible del Renacimiento; Miguel Ángel.

Puertas del Infierno. Rodin.

Puertas del Infierno. Rodin.

Su influencia se hace patente en las figuras de los condenados que ascienden y caen en movimiento en espiral como en el Juicio Final así como en el ethos que transciende en las figuras. La iconografía nos remite a La Divina Comedia de Dante y a poemas de Baudelaire, en definitiva, la humanidad sufriendo o gozando tras el pecado de Adán y Eva. Las tres esculturas superiores en bulto redondo representan a Adán y con sus manos unidas nos señalan al pensador que reflexiona sobre el destino de la Humanidad. En las puertas encontramos un modelado sobresaliente, lleno de fuerza expresiva y tratado en diferentes planos desde un bajorrelieve muy sutil hasta figuras de bulto redondo que intentan escapar para invadir el espacio del espectador.

VÍA: www.historiadelarte.us, www.aprendersociales.blogspot.com.es, blogarteygeografía.blogspot.com.es, www.conociendoitalia.com, arte.laguia2000.com

IMAGEN: Puerta de Ishtar. Puerta del Paraíso, Puerta Principal Duomo de Milán, Puertas del Infierno.

RELACIONADOS