Actualidad Jurídica, Jurídico 


¿Puede el pequeño inversor recuperar su inversión en acciones de Bankia?

La STS de 3/02/2016 ratifica la dictada anteriormente por la Audiencia Provincial de Valencia al desestimar los recursos extraordinarios por infracción procesal y de casación interpuestos contra la misma por Bankia. Así, se decreta la nulidad por error-vicio en la prestación del consentimiento de la suscripción-adquisición de acciones de nueva emisión de Bankia por dos pequeños inversores. Veamos:

La ruina del pequeño inversor.

Los beneficios esperados de Bankia se convirtieron en pérdidas millonarias

Imagine que tiene una cantidad de dinero ahorrado en una cuenta abierta en su oficina bancaria de toda la vida. Un buen día Pepe, el empleado de Bankia al que conoce de siempre, le aconseja cambiar de producto y, aprovechando que la entidad comenzará a cotizar en bolsa, adquirir acciones puesto que se prevé y anuncia un beneficio de 309 millones de euros para Bankia. Pepe siempre les ha aconsejado bien. Además les entrega un folleto informativo que recoge estas atractivas previsiones. El folleto es serio. Ha sido validado por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y la operación autorizada por el Banco de España. En él se recogen, además, los riesgos, la situación financiera, los beneficios y pérdidas, así como las perspectivas del emisor (Bankia). Es decir, la información preceptiva según el ordenamiento jurídico en vigor. Así, usted tiene y conoce los elementos de juicio necesarios y suficientes para decidir la suscripción de tales acciones. Sin embargo, meses después, la realidad refleja una pérdida real y efectiva de 3.030 millones de euros y la necesidad de que el banco sea intervenido con una inyección de una más que relevante cantidad de capital público. En definitiva, la información reflejada en el folleto informativo fue incorrecta e inexacta en aspectos relevantes, primordiales y sustanciales como son los beneficios y las pérdidas de Bankia, produciendo un evidente error en su consentimiento puesto que usted se ha hecho una representación equivocada de la solvencia de la entidad y de la posible rentabilidad de su inversión, encontrándose con que lo realmente adquirido son valores de una entidad al borde de la insolvencia con pérdidas multimillonarias no confesadas que tiene que ser rescatada para su subsistencia; de donde proviene un error excusable en la suscripción de las acciones que vició su consentimiento.

Si esto le ha ocurrido no dude en demandar pues el error en el consentimiento trae como consecuencia la declaración de nulidad de la suscripción de sus acciones con la obligación de restitución de las prestaciones, esto es, Bankia deberá devolverle el dinero invertido.

* Vía|STS 3 FEBRERO 2016
* Más información| almacen de derecho

*Imagen| la ruina del pequeño inversor
* En QAH| Que ha pasado con Bankia

RELACIONADOS