ENTRAR
Qué Aprendemos Hoy

Prostitución sagrada en la Antigua Roma: el templo de Venus Ericina

Indica Estrabón en su Geografía (VI, 2, 6): Eryx cuenta con un santuario de Afrodita especialmente venerado que, en el pasado, estaba repleto de esclavas sagradas, mujeres a las que entregaban como ofrenda los habitantes de Sicilia y muchos pueblos de fuera de la isla”.

Denario republicano donde aparece representado el templo de Erice, único testimonio iconográfico que poseemos del mismo.

Denario republicano donde aparece representado el templo de Erice, único testimonio iconográfico que poseemos del mismo.

Atestiguado por las fuentes literarias (Estrabón, Polibio, Pausanias, Tácito, etc.), epigráficas y arqueológicas, podemos situar en el santuario de Venus Ericina, en la antigua Eryx, el centro más activo relacionado con la prostitución sagrada en época romana en el Mediterráneo Occidental. Esta práctica, también denominada hierodulía, hunde sus raíces en la diosa fenicia Astarté (protectora de los navegantes) y en la diosa griega Afrodita, personificada en época romana en la figura de Venus. La prostitución sagrada  era el nexo entre los marineros comerciantes que pagaban por unos servicios –ofrecidos por mujeres consagradas a la diosa- y las autoridades que gestionaban dicha actividad, quienes se embolsaban grandes cantidades de dinero, pasando los beneficios a formar parte del tesoro del templo. De los tres tipos de prostitución sagrada que Lipinski establece, nos centraremos en el de carácter permanente asociado a templos, como lo es el caso de Erice.

Promontorio sobre el que se asentaría el Templo de Venus Ericina, hoy ocupado por construcciones medievales.

Promontorio sobre el que se asentaría el Templo de Venus Ericina, hoy ocupado por construcciones medievales.

La festividad de la diosa se celebraba en agosto, momento en el que, además de la continua prostitución llevada a cabo durante el año, se celebraban una serie de banquetes y ritos cultuales con palomas (animal relacionado con el culto a Venus).  Sin embargo, ¿cuál era la categoría de las mujeres consagradas a la diosa? ¿Qué derechos o privilegios tenían? ¿Cuál era su estatus y organización? A pesar de la importancia que el propio templo tuvo en época romana como instrumento propagandístico, las excavaciones arqueológicas llevadas a cabo en la década de 1930 aportaron muy pocos datos: no se identificaron restos del templo (tan sólo un pozo, elementos arquitectónicos dispersos, un columbario para las palomas y trazas de muros, pudiéndose situar el templo en la terraza que presenta la orografía); el motivo se debe al uso continuado que ese espacio tuvo en los siglos sucesivos. Es a través de otro tipo de fuentes (literarias, numismáticas, epigráficas), como hemos podido clarificar su importancia en el Mediterráneo Occidental en época romana.

Vista panorámica que demuestra la importancia del templo como centro de comunicaciones en el Mediterráneo Occidental.

Vista panorámica que demuestra la importancia del templo como centro de comunicaciones en el Mediterráneo Occidental.

La relevancia del complejo en el siglo I a.C. queda patente a través de un denario de época republicana fechado en el 63 a.C., donde aparece representado el templo. Sin embargo, en época de Tiberio este ya presentaba un aspecto ruinoso, como afirma Tácito, teniendo que ser reconstruido en época de Claudio. La popularidad de Eryx como centro de esta actividad es anterior a dicho denario, ya que en el 217 a.C. el culto de Venus Ericina se introdujo en la propia Roma, construyéndose dos templos dedicados a la diosa (según Tito Livio y Ovidio): uno en el Campidoglio y otro fuera de Puerta Colina. Las diferencias territoriales entre ambos centros (Eryx - Roma) fueron importantes. Al margen de las interpretaciones y localizaciones de los templos y del carácter y acogida que el culto de Venus Ericina tuvo en Roma, finalizaremos destacando el hallazgo en 1887, en las inmediaciones de la Villa Ludovisi en Roma, de dos piezas: el Acrolito y el Trono Ludovisi, consideradas por algunos autores como procedentes del santuario de Marasá en Locri Epizefiri (situada en el sur de Italia). Otros, sin embargo, las ven como piezas originales del santuario de Venus en Erice, trasladadas  seguramente para la construcción de uno de los templos en Roma, debido a comparaciones estilísticas con otras piezas de la Magna Grecia.

Al margen de las disensiones este caso, al  igual que otros ya presentados, pone de manifiesto la estrecha relación entre las disciplinas de la Arqueología y Filología Clásicas con la Historia Antigua, diferenciadas desde el siglo XIX, pero claramente interrelacionadas. Aparte del concepto de eros en la Antigüedad, el ejemplo de Erice se nos presenta aún como pendiente de estudio, así como las excavaciones realizadas en Roma relacionadas con los dos supuestos templos, resaltando otro de los aspectos y pilares fundamentales de la actividad arqueológica: la revisión documental para reinterpretar y establecer nuevas hipótesis.

Vía| LÓPEZ RUIZ. “Prostitución Sagrada en la Antigüedad. El santuario de Venus Ericina (Sicilia)”, en PRADOS TORREIRA, LÓPEZ RUIZ (coord.), Arqueología de Género. Primer Encuentro Internacional en la Universidad Autónoma de Madrid, P. 139-158, Madrid, 2008; ESTRABÓN: Geografía. Trad. J. Vela Tejada (libros V-VI) y J. Gracia Artal (libro VII) Madrid, Gredos, 1991.

Imagen| Moneda, Promontorio, Panorámica

Rubén Montoya Escrito por el mar 25 2014. Archivado bajo Cultura y Sociedad, Patrimonio.





CONOCE AL REDACTOR

Rubén Montoya

Rubén Montoya

 

Graduado en Historia (Historia Antigua) por la Universidad Complutense de Madrid (2009-2013).

Año académico Erasmus (2011-2012) en la Università degli Studi La Sapienza di Roma (participación en seminarios y cursos de Archeologia Classica y Archeologia Tardoantica).

Redactor en la sección de Patrimonio de Qué Aprendemos Hoy. Ver perfil completo

dontknow

Acceder |