Cine y Series, Cultura y Sociedad 


Promesas del Cine

 

Este ha sido un año peculiar para el cine, en las premiaciones más conocidas (y no por eso más relevantes) hemos visto relucir a cineastas que no siguen necesariamente esa línea de realización tan usual y atractiva para las masas, que generalmente es protagonista en estos eventos.

Richard Linklater y Ethan Hawke

Richard Linklater y Ethan Hawke

Por ejemplo, Richard Linklater, director de amplia trayectoria, ha sido creador de películas altamente excepcionales,  sin la necesidad de exuberantes presupuestos ni grandes distribuidoras detrás de sus producciones. Entre varias otras películas, podemos recordar de su repertorio su serie de largometrajes “Antes” (Antes del amanecer, Antes del atardecer y Antes de la medianoche), brillante trilogía que lo consolida como un director y escritor de lujo,  y este brillo, que se reproduce en todos sus trabajos, es finalmente reconocido a través de su aclamada Boyhood, que siendo un largometraje rodado en un periodo de 12 años, refleja en su trama la euforia de la niñez y las variantes en la convivencia hogareña de la familia moderna.  Fue ganadora de Mejor Película en los Premios BAFTA, Globos De Oro y nominada para la misma categoría en los Oscars 2015.

Otro cineasta que obtuvo al fin el tan anhelado reconocimiento (y no incluyéndolo a él como uno de los anhelantes del mismo) por parte de las grandes premiaciones de este año,  fue el mexicano Alejandro Gonzales Iñarritu, que a pesar de ya haber sido reconocida con el Globo de Oro una película concebida bajo su dirección –> Babel (Mejor Película), nunca había recibido un reconocimiento enteramente personal como director o escritor en este tipo de premiaciónes, solo nominaciónes. No fue hasta los recientemente celebrados Premios de la Academia que finalmente este genial cineasta no solo recibe el Oscar a Mejor Director, sino también a Mejor Guion Original, por el inhabitual pero a la vez muy sobresaliente largometraje “Birdman”, que entre otras excentricidades involucradas en su dirección, edición y montaje, se proyecta en su totalidad como un único plano-secuencia, artimaña de la producción muy trabajosa y difícil de lograr a la perfección.

 

 

¿A dónde voy con todo esto?

El motivo principal de que en los párrafos anteriores encuentren con ese pequeño resumen sobre los últimos logros en las “grandes” premiaciones de Linklater  e Iñarritu, es que quiero abordar un tópico que la mayoría de las veces queda escondido detrás de los telones, pero que tiene importantísima relevancia en lo que en un futuro constituirá al cine como modo de arte, que son las promesas del cine, que no son más que esos artistas que desde el mero comienzo de sus carreras ya realizaban obras de trascendencia épica. En este articulo, me remito específicamente a los logros y trayectoria de un cineasta, que al igual que sucedió con los dos mencionados anteriormente, pasea por sus primeros años no solo detrás, sino también delante de las cámaras, sin llegar a pisar los festivales occidentales de mayor envergadura, a pesar la increíble notoriedad de su trabajo en el mundo que yace fuera de ellos.

 

Xavier Dolan recibiendo el Premio del Jurado en Cannes

Xavier Dolan recibiendo el Premio del Jurado en Cannes

Les hablo de un canadiense llamado Xavier Dolan.

 

Dolan, nacido en Montreal, Quebec, de padre igualmente artista, comenzó su trabajo frente a las cámaras a los 6 años de edad en comerciales para televisión. Como es de esperarse por el contexto de este articulo sus habilidades no quedaron ahí estancadas, Xavier ha actuado en varias películas y cortometrajes, incluyendo una que personalmente considero es una de las mejores películas de horror de las últimas décadas, la cruda y controversial “Martyrs” de Pascal Laugier, donde hizo el papel de Antonie.

Por palabras del mismo Dolan, fue a la corta edad de 16 años que escribió su primer largometraje, llamado “Jài tué ma mére“ (Yo mate a mi madre),  el cual dirigiría 3 años más tarde obteniendo una excelente recepción por parte de la crítica y llevándose 3 premios en el Festival de Cannes del 2009.

Su segundo film “Les Amours Imaginaries” (inglés: Heartbeats) no fue menos relevante, en él el cineasta, mostrando asombrosas aptitudes, tuvo el rol de director, escritor y protagonista, además de haber supervisado al mismo tiempo, los departamentos de vestuario y dirección artística. El film fue estrenado en la categoría  Un Certain Regard en el 63 Festival de Cannes de 2010 y fue altamente alabado. Ya en este entonces había proyección del joven Xavier como una gran promesa del cine.

Como era de esperarse, sus tres siguientes películas –> “Lawrence Anyways”, “Tom à la ferme” y por ultimo “Mommy” fueron ganadoras en el Festival de Cine de Toronto, FIPRESCI de la Federación Internacional de Críticos de Cine y el Premio del Jurado en la sección principal del Festival de Cine de Cannes 2014, respectivamente, siendo muy importante el resaltar, que este último premio por “Mommy”, lo compartió nada más y nada menos que con la leyenda del 7mo arte Jean Luc Godard y su ovacionado “Adieu au Langage”.

No tengo la menor duda de que Xavier Dolan es una “promesa” más del cine, que teniendo apenas 25 años de edad ya se codea con los grandes del medio y con una habilidad sorprendente, meritoria de envidiar, crea obras de arte y se vuelve digno de idolatría. Y es qué, para complementar lo que escribí anteriormente, les digo que Dolan no es solo una “promesa del cine”, sino además, una que ya está siendo cumplida, y no de tiempos recientes para más asombro aún,  lleva ya años cumpliéndose.

Seguramente muy pronto lo podamos ver recibiendo alguno de los anhelados y mal llamados “grandes” premios , aunque el pueda ser también de esos “Iñarritus” que probablemente no los anhela o simplemente no necesita.

Es por eso importante entonces, que estemos pendientes de estas Promesas del Cine…

 

Imágenes| Abc7Chicago , Lefigaro

En QAH| Temporada de Premios Cinematográficos 2015

Videos| Trailer de Birdman , Trailer de Mommy

 

RELACIONADOS