Derecho Mercantil, Economía y Empresa, Jurídico 


Procedimientos para el nombramiento de los auditores

1. El procedimiento habitual, por el cual los auditores son elegido por la Junta General previa proposición del comité de auditoría y por un periodo que no podrá ser inferior a 3 años ni superior  a 9, pudiendo ser reelegido por periodos de 3 años. La junta general también puede revocar al auditor si existiera causa justa. La rotación de los auditores no es obligatoria para entidades sometidas a supervisión publica, sociedades cotizadas o aquellas  que su cifra de negocio sea superior a 30 millones de €. En cuanto al número de auditores, la junta general puede nombrar una o varias personas físicas o jurídicas para que realicen conjuntamente la auditoría. Por último, en caso de ser una auditoría voluntaria los plazos no serán aplicados.

 

2.El nombramiento a través del registrador mercantil tiene lugar cuando los administradores, el comisario del sindicato de obligacionistas o cualquier accionista solicita la designación de los auditores si concurren en alguna de las dos circunstancias:

– La junta general no hubiera nombrado a los auditores antes de finalización del ejercicio a auditar.

– Cuando las personas nombradas por la junta no acepten el cargo o no puedan cumplir sus funciones.

Además los socios de las SA, sociedades laborales, SL y comanditaria por acciones, que no estén obligadas a ser auditadas, se puede solicitar la auditoria cuando concurran los siguientes requisitos:

– Que los solicitantes representen al menos el 5% del capital social.

– Que no hayan transcurrido 3 meses desde la fecha de cierre del ejercicio a auditar.

 

3. El nombramiento a través del juez puede hacerse por los administradores de la sociedad y las personas legitimadas siempre y cuando concurra causa justa. En este caso los plazos tampoco serán de aplicación.

Imágen/ ABC

RELACIONADOS