Historia 


Primera Guerra Púnica

Las primeras relaciones entre estas dos civilizaciones florecientes se establecieron en el año 508 a.c , en este tiempo se estableció un tratado por el cual la flota Romana (si se puede considerar flota a las 4 embarcaciones mal hechas que poseía Roma en ese momento) no podría embarcarse más allá de las costas de Sicilia, en este momento Cartago, aquella colonia próspera y descendiente de los Fenicios y que según la leyenda construida por la mismísima Reina Dido poseía el poder en el mediterráneo central (ciertamente la zona más rica debido a la importancia del grano siciliano)

Ejército Cartaginés

Ejército Cartaginés

Cartago poseía gran cantidad de territorios tales como Córcega, Cerdeña, algunos territorios en la Sicilia Occidental (Destacando asentamientos como Lilibeo), con todos estos enclaves Cartago floreció culturalmente, económicamente (su economía estaba basada íntegramente en el comercio) y territorialmente.

La Primera Guerra Púnica comenzaría en el año 265 a.c cuando Cartago acudió en auxilio de los mamertinos (una serie de mercenarios que ocuparon Mesina y ocuparon su tiempo en saquear todo lo que encontraron a su paso), Cartago ocupó la ciudad con un ejército y los mamertinos desconfiando de sus ocupantes acudieron a Roma pidiendo auxilio.

Roma por supuesto aceptó la oferta ya que era consciente de que si vencía obtendría poder en Sicilia a la cual veían como Eldorado.

A cargo de esta tarea se encomendó al Cónsul Apio Claudio, este con ayuda de los mamertinos cruzó el estrecho de Sicilia y atrapó a la pequeña guarnición que protegía la ciudad, capturó al general y le dio a escoger entre la cárcel o la retirada de las tropas de la ciudad, este optó por la segunda opción y retiró las tropas, cosa que al consejo de ancianos no gusto y por ello fue crucificado.

Cartago designó a otro General con los objetivos de establecer relaciones amistosas con los griegos de Siracusa y vencer a los romanos en Mesina, el primero de los objetivos se cumplió con creces ya que Hieron aceptó la alianza con Cartago con el objetivo de expulsar a los romanos rápidamente, Apio optó por derrotar a Hieron ya que lo consideraba un enemigo débil pero a veces las debilidades se vuelven fortalezas y los griegos derrotaron a Apio.

Soldados Cartagineses enfrentandose a soldados Romanos

Soldados Cartagineses enfrentandose a soldados Romanos

El siguiente paso de los romanos fue sitiar Agriento, esta estaba protegida por una guarnición cartaginesa por lo que la diplomacia era inútil, tras 7 meses de sitio, los habitantes desesperados optaron por intentar romper el cerco sin éxito ninguno ya que fueron masacrados.

Cartago consternada por la noticia, movilizó un nuevo ejército dirigido por Amílcar (no el padre de Aníbal), pronto comprendieron que la guerra por tierra era inútil, por lo que concentraron sus esfuerzos en la guerra naval, para combatir a la pequeña flota romana Cartago aumentó  su flota, a su vez Roma comenzó a formar una flota considerable con el apoyo económico de los ciudadanos, además el estado promulgó una serie de leyes que prohibían una serie de lujos de los que disfrutaban parte de la población.

En un principio la guerra naval se tornó hacia el bando africano, la flota cartaginesa bloqueó la mayor parte de puertos romanos obteniendo victoria tras victoria, finalmente roma obtuvo una flota considerable y derrotó la flota púnica hundiendo un tercio de las naves.

Mapa acerca de la Primera Guerra Púnica

Mapa acerca de la Primera Guerra Púnica

Roma envió una embajada con una oferta de paz aprovechando la sublevación de los Númidas, la República cartaginésa designó a Amílcar para librar la batalla final, este perfeccionó las tácticas de caballería y elefantes además de reorganizar el ejército, finalmente en esta batalla librada en las inmediaciones de la actual Túnez, Amílcar derrotó al ejército romano quedando solo 2000 supervivientes en el bando romano, esta batalla supuso una perdida terrible para el ejército romano ya que su ejército  fue aniquilado y Regulo fue encarcelado, Roma necesitaría cinco años para rearmar de nuevo su ejército.

Tras un largo paréntesis en el que el escenario militar se trasladó a Sicilia, Amílcar fue derrotado cerca de la actual Palermo y dejando 20,000 hombres en el campo de batalla  y Cartago pensando en el desgaste que había sufrido en aquel cuarto de siglo que duro la contienda firmo la paz, esta no puede considerarse una paz sino un armisticio.

La firma de la paz supuso la ruina total para Cartago ya que fue obligada a pagar unas altas reparaciones de guerra que ralentizaron la recuperación económica esta, la pérdida de su poder marítimo en el mediterráneo, además de la perdida de territorios importantes para Cartago tales como Córcega, Cerdeña y su influencia en Sicilia.

Esta humillación duro poco debido a que no fue una rendición , sino un armisticio , Cartago comenzó desde el mismo momento del fin de las hostilidades a maquinar una respuesta contundente hacia Roma.

 

Via| Historia de Roma – Indro Montarelli

Imágenes| Ejército cartaginés

En QAH| Los Bárquidas en la Península Ibérica 

RELACIONADOS