Finanzas 


Préstamos p2p ¿Cómo funcionan?

De entre todos los créditos rápidos que podemos ver los créditos entre personas o préstamos p2p son de los pocos que siguen una línea ascendente.

Así como la mayor parte de los préstamos que pueden firmarse en nuestro país han sufrido una recesión debido a la crisis financiera de los últimos años, no ha pasado lo mismo en estos créditos particulares.

El hecho de ser personas las que acaban firmando estos préstamos y no instituciones financieras como entidades bancarias es lo que al final provoca esta diferencia.

No obstante también tiene mucho que ver el tipo de créditos que estas personas realizan.

Usos de los préstamos p2p

Porque aunque es cierto son inversores privados y prestamistas privados los que acaban firmando estos créditos, son las financieras particulares quienes se encargaran de su gestión.

Es importante no confundir la labor de quienes prestan el dinero, siendo estos los prestamistas, con el de las financieras que los comercializan. Dichas financieras están gestionadas por profesionales del sector como los asesores financieros siendo estos los que finalmente se encargan de llevar a buen término las operaciones.

Es por eso que cuando una persona tramita un préstamo entre personas (p2p) es frecuente que la tramitación aparente ser más sencilla. Lo es, porque esta financiación aunque también tiene sus exigencias siempre se ha caracterizado por ser un préstamo más fácil de conseguir.

Lo vemos sobre todo en aquellas operaciones en donde la situación laboral, económica o financiera de la persona que pide el dinero no es la mejor.

¿Cuántas veces has visto préstamos que salen denegados cuando el cliente está en algún registro de morosidad?

A través de los préstamos p2p las financieras tramitan préstamos con la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito (ASNEF), en algunos casos con aval y en otros pocos sin aval.

Muchas empresas se han centrado en aquellos créditos que pueden ser firmados mediante la aportación de avales como pueden ser las hipotecas privadas y el empeño de vehículos. No se verá mucha oferta de préstamos personales sin aval que puedan ser firmadas a través de esta financiación. Menos todavía si de lo que estamos hablando es de préstamos personales con ASNEF.

Esta financiación brilla por su ausencia pues son contadas las empresas que pueden ofertar préstamos para salir del ASNEF sin necesidad de aportar algún tipo de garantía.

Hemos puesto el ejemplo del ASNEF porque es el más frecuente de todos pero esto es válido para cualquier crédito similar.

En cuanto al tipo de financieras que ofertan estos créditos entre personas hay varias. Desde plataformas financieras que funcionan a través de internet siendo un punto de encuentro entre inversores y clientes, hasta las llamadas como financieras privadas. Estas segundas empresas son las que al final acaparan más de 95% del total de la financiación que se concede por esta vía. Las plataformas de financiación por su funcionamiento y sobre todo por su poca trayectoria son tenidas poco en cuenta.

 

* Vía|(Grupo Avanza)

RELACIONADOS