QAH Viajeros 


Portugal, un gallego y el Gallo de Barcelos

Aunque sigue siendo la gran desconocida para muchos españoles, con nuestra vecina Portugal nos unen muchos caminos y leyendas, una de ellas, la que dio origen al que es hoy uno de sus símbolos nacionales, el Gallo de Barcelos.

Dice la leyenda que un forastero gallego encontrándose en la ciudad de Barcelos , ciudad del distrito de Braga al norte de Portugal, se disponía  a iniciar la peregrinación del Camino de Santiago, pero cuál fue su sorpresa al descubrir que había recaído sobre él un delito de hurto acontecido en la ciudad aquel día y que lo condenaba irremediablemente a acabar con su cabeza en la horca. Desesperado y convencido de su inocencia, pidió como último de sus deseos poder hablar cara a cara con el mismo juez que injustamente lo había condenado. Éste se encontraba en aquel momento rodeado de amigos prestos a devorar un apetitoso gallo asado, pero aún así, accedió a recibir al reo quien le auguró delante del juez y de todos los comensales presentes que como prueba de su inocencia en el momento de su ejecución aquel gallo cocinado se levantaría y cacarearía. El gallego fue ejecutado y el gallo se levantó y cacareó. Cuenta la leyenda que el juez corrió con una tremenda angustia hacia el lugar de la horca al darse cuenta de tremendo erro, pero he aquí el milagro y un nudo mal hecho  en la cuerda salvó al gallego de la muerte. Años más tardes el afortunado gallego volvió a Barcelos y como prueba de agradecimiento esculpió El Crucero del Gallo que hoy se encuentra en el Museo Arqueológico de la ciudad.

Hoy al recorrer  el país luso podemos encontrarlos de todos los tamaños, colores y materiales, aunque los de metal han ido sustituyendo al tradicional de cerámica evitando así el problema de cortarle la cabeza al gallo cada vez que caía al suelo cuando ocupaba su lugar preferente en las ventanas portuguesas. Sus colores alegres y pintorescos y su forma versátil  han inspirado a artistas y han conseguido convertirlo en un símbolo muy bien explotado.

Es  sobre todo un poderoso símbolo nacional del país del fado y la saudade y nos habla de serenidad, de honor, de fe y de confianza además se recomienda tenerlo en casa para propiciar la buena suerte. En España contamos  con una leyenda parecida que también tiene lazos con el Camino de Santiago, la de “Santo Domingo de la Calzada donde cantó la gallina después de asada” pero esa es otra historia para otro QAH…

 

Vía| Porgualm – Costumbres y tradiciones 

Más información| portugalpordescubrir.com

Imagen| otroscuentosimposibles.blogspot.com

En QAH| El códex calixtino

RELACIONADOS