Actualidad Jurídica, Jurídico 


Portugal, paraíso fiscal desconocido

Ya no está de moda comprar una casa en Andorra o en los Alpes Suizos para aliviar la carga fiscal de las grandes fortunas españolas. Ahora, muchos se están interesando por mudarse, temporalmente, a Portugal. El país vecino ofrece muchas ventajas, desde su cercanía geográfica hasta inmuebles más baratos, y, además, goza de uno de los sistemas fiscales más interesantes de la UE sin entrar en la categoría de territorio de especial tributación o paraíso fiscal.

europa-portugal-02-econotour-agencia-de-viajes

#actualidadQAH

Los ingresos de trabajo y como autónomo tributan al 20% en el país vecino, con un recargo del 3,5%, pero el verdadero interés fiscal no está en esta partida, sino en la posibilidad de tener exenciones. Los ingresos de fuente extranjera, tales como los ingresos de trabajo, de autónomos y profesionales, de propiedad inmobiliaria, intereses, dividendos, si cumplen ciertos requisitos, puede aplicárseles el método de exención.

Por supuesto, hay que cumplir una serie de normas, pero su flexibilidad hace que sean muy interesantes para los inversores españoles. En primer lugar, no se puede haber sido residente fiscal de Portugal en los 5 años anteriores a la solicitud para acogerse a este régimen especial. Además, es necesario permanecer en el país 183 días, pero no es necesario hacerlo de forma consecutiva, y los cerca de 1.200 kilómetros de frontera que comparten ambos países juegan a favor.

Si no se llega a los 183 días, pero se tiene una vivienda y existe la intención de convertirla en la residencia habitual, también se puede optar a este régimen fiscal, que se puede mantener durante 10 años.

Sabías-que-el-término-‘paraíso-fiscal’-es-consecuencia-de-un-error-de-traducción

Portugal, paraíso fiscal desconocido

Otra de las medidas estrellas aprobadas por Portugal es la conocida como Visa de Oro, que también concede España a extranjeros que inviertan 500.000 euros en una vivienda, medida hermana de la que tomó España en su momento. En el caso luso, la flexibilidad para conceder este permiso es aún mayor y ofrece las mismas ventajas: un permiso de residencia temporal que permite viajar por el territorio Schengen de la UE.

En España, existe una normativa similar y se ha aplicado en diferentes ocasiones. La más conocida fue la bautizada como Ley Beckham, aprobada en 2005. Entre otras cosas, permitía a los extranjeros que se mudaran y trabajaran en España tributar a un tipo fijo, en ese momento del 24%, equiparándolos a los no residentes, frente al máximo que existía en el país del 43% para los ciudadanos españoles.

Precisamente, esta clase de medidas benefician, sobre todo, a las rentas más altas, que son las que tienen que soportar los tipos impositivos más altos, pero que pueden verse reducidos a la mitad con la aplicación de este tipo de normativa en el extranjero. Lo mismo ocurre con las grandes fortunas, que solían fijarse en Andorra para establecer su residencia fiscal. De hecho, su sistema tributario es más atractivo que el de Portugal por sí solo, sin tener en cuenta los factores geográficos o el precio de la vivienda, que hacen ganar puntos al país luso. En el Principado, por ejemplo, el IRPF es del 10% y sólo hay que vivir allí 90 días.

Imágenes| Portugal, Paraíso Fiscal

En QAH| Paraísos Fiscales: ¿Quién quiere ser millonario?

RELACIONADOS