Economía y Empresa, Finanzas, Jurídico 


¿Por qué son importantes los salarios reales? Una pregunta fundamental para comprender la crisis europea actual

Es muy común que cuando un tema está de moda y aparece seguido en los medios, uno se vea utilizando términos o frases que no termina de comprender bien del todo. En el contexto de la actual crisis europea la frase “los salarios reales de los países en problemas deben bajar” es un leit motiv de la discusión pública. En la siguiente entrada me gustaría explicarles qué es el salario real, por qué en un contexto de crisis puede ser bueno que baje y, por último, presentarles un debate abierto entre los economistas acerca de este proceso.

Los trabajadores de un país perciben su salario nominal en la moneda de ese país. Los europeos en euros, los japoneses en yenes, los argentinos en pesos. Ahora bien, la moneda en la que lo perciben tiene a su vez un tipo de cambio contra el dólar. Así, un dólar es intercambiable por 0.6 libras esterlinas, 0,7 euros o 4,3 pesos argentinos. El salario real es la división entre el salario nominal y el tipo de cambio. La interpretación del mismo no es otra cosa que el valor en dólares del salario de ese país. Veamos un ejemplo: si un trabajador en España gana 1000 euros, con un tipo de cambio de 0,7 euros por dólar, el salario real será 1000/0,7=1420 dólares. En Argentina, en cambio, si un trabajador gana 1000 pesos su salario real será 1000/4,3=230 dólares.

Es importante notar aquí que los salarios reales pueden moverse por 2 motivos: por un cambio en el salario nominal, o por una variación en el tipo de cambio de la moneda del país frente al dólar. Si actualmente el salario es de 100 yenes y el tipo de cambio entre el yen y el dólar es de 1 a 1, el salario real será de 100 dólares. Supongamos que por algún motivo se busca que el salario real pase a ser de 50 dólares. Se puede mantener el tipo de cambio 1 a 1 y bajar el salario nominal a 50 yenes o mantener el salario en 100 yenes y hacer que el tipo de cambio sea de 2 yenes por dólar.

¿Por qué es importante el salario real? En un mundo en el que todos los bienes y servicios se comercializan internacionalmente en dólares, si tenemos 2 países con la misma tecnología produciendo el mismo producto, lógicamente el país con salarios reales más bajos podrá ofrecer el bien a un precio menor. Por tal motivo, muchas veces se dice que los países con salarios reales más bajos tienen más competitividad en el mercado mundial. En un contexto de crisis, una salida para los países pequeños es bajar sus salarios reales, buscando ganar competitividad internacional y generando mayor empleo. Se ha dicho muchas veces que el problema de España de hoy en día es que sus salarios reales son muy altos, poco competitivos y eso genera desempleo.

Surge entonces la pregunta de por qué los países europeos no pueden actualmente bajar sus salarios reales, en un contexto de crisis tan grave y con cifras de desempleo astronómicas. La respuesta es que al estar fijo su tipo de cambio (o sea, al ser su moneda el euro y no tener un control directo sobre ella), el único camino posible es lograr una baja en los salarios nominales.

Y aquí surge una gran discusión entre los economistas. Hay algunos que creen que los salarios nominales son muy rígidos a la baja, es decir que es muy difícil que a alguien le digan “ayer ganabas 1000 euros, hoy ganas 800”, y por lo tanto la única manera de bajar el salario real es aumentando el tipo de cambio. Otros economistas, en cambio, creen que “a la larga” los salarios nominales bajan si es necesario que lo hagan, y que el mecanismo por el cual ajustan los salarios reales es indiferente. La evidencia empírica, como en cualquier discusión de este tipo, se ha usado para defender ambas posturas. Lo interesante es que estas 2 visiones generan políticas económicas muy distintas: mientras que los primeros insistirán en la importancia de abandonar el tipo de cambio fijo, los segundos preferirán seguir en este tipo de regímenes.

Imágenes| Sueldo , Euro-dólar, Desocupados

RELACIONADOS