Cultura y Sociedad 


Por qué nos “infoentretenemos”

La primera vez que Ronald Reagan se dirigió a una cámara de televisión para presentarse como candidato a la presidencia de los Estados Unidos, cambió la forma de hacer periodismo. Su voz persuasiva, su capacidad para introducir el humor en sus alocuciones y la apertura de sus discursos con una historia con la que cualquier ciudadano podía sentirse identificado, revolucionaron la manera de contar la información en los medios. El aspirante demócrata a la Casa Blanca demostró que hablar de política no tenía por qué ser aburrido y que abordar las medidas de gobierno de manera sencilla permitiría llegar a más ciudadanos. Según los expertos de la comunicación política como Daya Thussu, Reagan ganaría las elecciones gracias a sus dotes oratorias iniciando con ellas una nueva tendencia; el infotainment o infoentretenimiento, informar y divertir a la vez a la audiencia. Aunque debemos recordar que el postulante contaba con cierta ventaja, pues había hecho sus incursiones en el mundo de la publicidad radiofónica y en el cine.

«Ronald Reagan and General Electric Theater 1954-62» de General Electric. Fuente: Disponible bajo la licencia Dominio público vía Wikimedia Commons

«Ronald Reagan and General Electric Theater 1954-62» de General Electric. Fuente: Disponible bajo la licencia Dominio público vía Wikimedia Commons

En el libro de Carme Ferré El Infoentretenimiento. El formato imparable en la era del espectáculo, se define como un nuevo género periodístico caracterizado porque el entretenimiento mira hacia la actualidad y la actualidad se inspira en los rasgos propios del entretenimiento.

En estos días previos al comienzo de las distintas campañas electorales, podemos comprobar en nuestras pantallas cómo éstas se llenan de personajes políticos que invaden los night shows, los talk shows y otros programas propios del infoentretenimiento, donde las intenciones políticas se mezclan con las luces, los colores, los movimientos rápidos de la cámara, la música, las preguntas frívolas, las respuestas desenfadadas, las bromas y los juegos. Todo ello para llegar a un público masivo, joven, de forma natural, simpática y cercana, al que sería complicado aproximarse de otra manera.

Programa El Hormiguero. Pablo Motos entrevista a Albert Rivera, candidato de Ciudadanos. Fuente: antena3.com

Programa El Hormiguero. Pablo Motos entrevista a Albert Rivera, candidato de Ciudadanos. Fuente: antena3.com

Este fenómeno se produce, según la obra de Ferré, porque vivimos en “la democracia de las pasiones”, donde las emociones, sus actos y consecuencias, son noticia. Y explica que en la actualidad nos “infoentretenemos” con informaciones que cuentan historias sobre vidas y no solo sobre acontecimientos, porque es más sencillo identificarse con la vida de otro. Esta tendencia provoca cada vez más la espectacularización de la vida privada de los personajes públicos por la cual los medios de comunicación tematizan aspectos colectivos de la vida privada que inciden directamente en la pública.

En la parrilla televisiva española algunos ejemplos de infoentretenimiento los encontramos en programas como El Hormiguero, El intermedioo Conexión Samanta.

RELACIONADOS