Jurídico 


¿Por qué no calan los datos del paro en la sociedad?

paro

Cola de gente esperando a ser atendida en la Oficina del Servicio Público de Empleo

El paro se ha convertido en una fuente de buenas noticias. No cabe duda: se ha frenado la destrucción de empleo en España. Sin embargo, las discrepancias entre las cifras oficiales y el sentir se plasman en cada encuesta electoral o las recurrentes que miden el estado de ánimo o preocupaciones de la sociedad. Quizás los motivos se encuentren en las graves sombras que intentan ocultar los focos hollywoodienses con que se presentan los datos del paro mes a mes:

1.- No existen los contratos indefinidos. Aquello que diría el abuelo, “el contrato de siempre”. Pues no, el 90% de los contratos que se firman son temporales. No se genera empleo de calidad. Y muchos de esos contratos temporales son a tiempo parcial.

2.- Los contratos a tiempo parcial han llegado para quedarse. Por ejemplo, en marzo, de ese 10% de los contratos indefinidos, el 40% son a tiempo parcial. ¿Qué es mejor un contrato temporal de 6 meses a jornada completa o un indefinido de 12 horas semanales?.

3.- La Seguridad Social baja su recaudación. La temporalidad y la extensión de los contratos a tiempo parcial han disminuido sustancialmente las cotizaciones.

4.- El empleo público, casualmente, repunta en año electoral.  Si lo sumamos a que la mayoría de contratos se generan en construcción y servicios, podemos concluir que el tan traído cambio de modelo económico sigue sin materializarse.

5.- Muy importante: más de 2 millones de parados no cobran ninguna prestación. La tasa de cobertura de este sector está al 55,72%, su nivel más bajo desde 2001. Las políticas sociales han retrocedido.

La destrucción de empleo se ha detenido, pero se generan empleos inestables y con menor salario. A marzo 2015, todavía hay 400.000 afiliados a la Seguridad Social menos que al inicio de la actual legislatura; por tanto, no ha mejorado el empleo en esta legislatura y, mucho menos, finalizará mejorando el legado que recogió en esta materia.

Insisto, baja el paro; es indiscutible, pero repartiendo el mismo puesto de trabajo entre varias personas. Hemos detenido el incremento del paro, pero la contratación es precaria, temporal, a tiempo parcial y cotizando muy pocas horas. Este es el resorte que hace que las cifras no casen con el sentir de la ciudadanía. No estamos ante falta de comunicación o explicación; simplemente, la sociedad valora lo que realmente recibe y no encaja en el empleo que estábamos acostumbrados antes de la crisis.

La sociedad reclama ya un debate que diferencie claramente entre paro y empleo. No es lo mismo que se frene el paro que generar empleo. Indiscutiblemente, se generan empleos, pero ¿qué tipo de empleos?.

Vía| nicolasmartin

Imagen| Cola del paro

Más Información| Datos del Paro registrado (INE)

 

RELACIONADOS