Cultura y Sociedad, Historia 


¿Por qué la Casa Blanca tiene ese color tan característico?

Incendio de la Casa Blanca

La Casa Blanca es, en cierto modo, el centro de poder mundial por antonomasia, donde reside el presidente de los Estados Unidos, actualmente considerado líder mundial por el poderío económico del país. Pero los orígenes de la denominación de esta residencia, se remontan a una derrota militar a manos de la antigua metrópoli, una guerra promovida por motivos económicos.

A comienzos del siglo XIX, la situación en Europa era muy inestable, debido a las conocidas guerras napoleónicas, periodo en el cual la Francia de Napoleón intentaba conquistar militarmente todo el continente. La única nación que podía luchar contra la hegemonía gala era Gran Bretaña. Ante este panorama, las naciones que permanecían neutrales al conflicto, como los Estados Unidos, realizaban beneficiosas transacciones comerciales.

La política británica respecto al comercio oceánico cambió. En 1807 Inglaterra decidió acabar con el comercio de los países neutrales realizando una serie de bloqueos marítimos y la principal víctima de esta política fueron los Estados Unidos. Esto se debe a que la joven nación americana comerciaba con la Francia napoleónica. La política británica consistía principalmente en una política de registros marítimos, requisando las mercancías norteamericanas y  alistando de forma forzosa a las tripulaciones americanas, sospechosas de ser posibles desertores de la marina inglesa.

Ante estas medidas discriminatorias, el gobierno norteamericano, ahogado por el bloqueo económico, se ve obligado a declarar la guerra al imperio británico en 1812. Las primeras acciones de la guerra consistieron en la invasión por parte de los EE.UU del Canadá Británico. La operación fue un autentico desastre.

La situación cambió radicalmente con la invasión inglesa de Norteamérica en 1814. El ejército británico era muy superior al estadounidense por la experiencia que había adquirido en la guerra contra Napoleón. Por este motivo la primera etapa de la guerra continental fue un éxito para los ingleses, que en pocas semanas se encontraba en las puertas de Washington derrotando a las tropas norteamericanas y ocupando la capital. Poco antes de la caída de la ciudad el presidente americano Madison la abandona, en un acto bochornoso de la historia estadounidense.

El ejército invasor tomó una decisión trascendental, incendiar todos los símbolos de la independencia norteamericana, como el Capitolio y la Casa Blanca, que ya en aquellos años eran la residencia oficial del presidente.

A pesar de este golpe contra la moral estadounidense, los antiguos colonos lograron rehacerse y vencer a los ingleses al año siguiente, consiguiendo la victoria en 1815

La reparación de la residencia del presidente se abordó rápidamente, el interior había quedado destrozado, pero la fachada exterior había permanecido en mejores condiciones, mostrando solo los restos del humo en las paredes, debido a esto se decidió pintarla de blanco borrando las huellas del incendio, por eso la Casa Blanca tiene ese color tan característico.

 

Vía| Historia escondida de EEUU

Más Información| Historia de las Américas, Luis Navarro García, volumen II, La independencia de los Estados Unidos, la forja de una nación 1763-.1825, Julián Ruiz Rivera, editorial Alhambra, Sevilla, 1991.

Imagen| Encontrando Dulcinea

RELACIONADOS