Reflexiones 


¿Por qué la asignatura de música es tan importante?

 

Con el revuelo provocado por la LOMCE (nueva ley de calidad de enseñanza aprobada por el Gobierno), se han producido tesis a favor y en contra de la educación artística. Argumentos en contra han sido “tocar la flauta no sirve para nada, pero el estudio de otras materias es necesario para la incorporación al mundo laboral” y “el nivel de los profesores es nefasto, la enseñanza musical debería darse en los conservatorios”. Expongo los beneficios que aporta la música en la escuela para que, conociendo datos y argumentos el lector tome sus propias conclusiones:

Desarrollo cerebral: con el aprendizaje de un instrumento musical, el niño desarrolla la atención y su inteligencia, incrementando hasta siete puntos su coeficiente intelectual, esto ocurre porque nos aumenta el cerebelo y el cuerpo calloso del cerebro, provocando así un aumento y conexión de neuronas. Se comienza a apreciar tan solo tras un año de práctica.

Los neurocientíficos afirman que no hay ninguna otra acción que requiera tanta actividad cerebral como la música. Cuando cantamos segregamos “oxitocina” lo que hace que generemos sentimientos de confianza y unión. Escuchar música genera “dopamina” que aporta felicidad y genera en nuestro organismo enlaces en las comunicaciones sinápticas de las neuronas. Los lóbulos parietal y occipital se encargan de unir los tonos que escuchamos creando la estructura melódica en nuestra cabeza, lo que ayuda al desarrollo del lenguaje. El hipocampo y la corteza frontal se encargan de que leamos las partituras e interpretemos el instrumento anticipándonos a lo que viene después.  La música forja lazos sociales, relaja tensiones y fomenta la cooperación, ya que el ser humano empatiza gracias a las neuronas espejo que se activan escuchando e interpretando música.

Inteligencia musical: la música es innata en el ser humano, ya que está científicamente demostrado que un bebé  posee la capacidad de descifrar una breve melodía en su cerebro. Los niños aprenden a hablar a través de la musicalidad de la voz humana y relacionan sonidos y tonalidades con bienestar. La capacidad de la música para ayudarnos a ser creativos es evolutiva, ya que ancestralmente la música, el ritmo y la danza eran algo que iba íntimamente relacionado; el ritmo ayuda a la acción y la interacción, y el desarrollo de la improvisación produce un sentido de identidad personal.

La música ayuda a desarrollar nuestro cerebro de forma distinta a otras asignaturas

La música ayuda a desarrollar nuestro cerebro de forma distinta a otras asignaturas

La música ayuda a trasmitir coherencia semántica más allá del lenguaje, ya que hay melodías que evocan sensaciones difíciles de expresar con palabras; estimula la memoria a largo plazo, y nuestro cerebro está capacitado para entrenarse en apreciar nuevos sonidos. Siempre  aprendemos algo nuevo en música.

Gracias a todos estos factores se utiliza la música en terapias, no solo en traumas, ansiedad… sino en autismo (responden mejor al lenguaje musical que al lenguaje verbal), o alzheimer (no pierden su memoria musical y recuerdan hasta la última nota de melodías asimiladas y los sentimientos adheridos a éstas).

Además en educación musical se trabaja la música para mejorar competencias en idiomas, matemáticas, expresión, abstracción, psicomotricidad, lateralidad, autoconocimiento, sincronización, desarrollo de la autoestima, pensamiento lógico, autonomía personal, concentración y hábito de estudio.

Suiza ha incluido el derecho a la educación musical en su Carta Magna y la mayoría de los países civilizados la incluyen en su curriculum.

En España la ley educativa se ha creado sin tener en cuenta a los afectados (oposición, maestros, profesores, asociaciones de padres, sindicatos, alumnos etc). La consecuencia es que cada comunidad autónoma intenta “paliar” las consecuencias de esa ley, lo que crea una desigualdad entre las distintas zonas del territorio nacional. Los alumnos deberían pasar por una sola legislación durante toda su etapa escolar, para verificar la calidad de la misma, lo que no ocurre por los cambios de las legislaciones educativas. Los alumnos son por tanto víctimas de unos sistemas educativos inestables.

La solución a la incompetencia de algunos docentes debería ser el reciclaje y el refuerzo de materias en cursos, oposiciones y universidades, en ningún caso la desaparición de la materia.

Respecto a la educación en los conservatorios hay que especificar que el conservatorio en “profesional”, equivale a una carrera (actualmente se lucha por que estén adscritos a las universidades). No existen plazas para todos, sino que se accede mediante una prueba,  no todos consiguen el instrumento al que optan y, aunque los conservatorios sean públicos, el coste de los instrumentos es elevado. Por lo que la LOMCE perjudica principalmente a los más desfavorecidos, infringiendo el principio de igualdad.

La formación de un profesor de conservatorio y de un maestro de educación musical no es mejor ni peor, son distintas para distintos usos.

La idea de la educación musical en primaria no es crear grandes músicos, sino utilizarla como herramienta para conseguir objetivos, así como darle a conocer a los niños la opción de la música que es arte y es cultura además de un lenguaje universal.

Imágen| Música

Más información| Devuelvan la asignatura de música a la educación primaria

En QAH| Arteterapia: sanar con arte, La música como ritmo de vida, ¿Influye la frecuencia musical sobre nuestros organismos? (I)

RELACIONADOS