Casos empresariales, Economía y Empresa, Finanzas, Jurídico, Reflexiones 


¿Por qué existe una falta de ética en las entidades financieras?

La sociedad actual se considera engañada por gran parte de los gestores políticos y financieros. Nos han argumentado demasiadas veces que todo lo que hacían era en pro de la globalización y para conseguir un incremento de la actividad económica y del estado del bienestar.

dineroEl tiempo nos ha demostrado que la realidad era otra, ya que las operaciones económicas que se han realizado por parte de las entidades financieras y consentidas por los gobiernos de turno, se han basado en la especulación y en el enriquecimiento.En definitiva, a la falta de ética en los negocios.

Las consecuencias de esta falta de conciencia respecto del bien común se han trasladado a la sociedad produciendo una desmotivación de nuestros jóvenes, la desaparición de empresas, la falta de creatividad y emprendimiento, etc. y como consecuencia se ha producido una pérdida de la confianza y la credibilidad en el sistema económico-financiero,tanto público como privado.

Nos hemos olvidado a quien servimos y por qué existimos. Se han perdido los valores como la integridad, la honestidad, y la solidaridad. No nos importan las carencias de nuestros compañeros de viaje. Nuestro éxito se sustenta en el enriquecimiento sin límites y en una mejor vida basada en consumir por consumir siendo una de las causas del desplome económico de los últimos años, lo que ha originado el hundimiento de muchas empresas y como consecuencia, destrucción de empleo trayendo, a su vez, un menor consumo de bienes y servicios.

En este contexto de insatisfacción, incredulidad y decepción surgen nuevos horizontes financieros como las entidades financieras denominadas banca ética, que tratan de satisfacer las necesidades de la sociedad actual en relación a lograr el bien común.

dinero[1]La banca ética aspira a reformar los valores sobre los cuales se fundan las finanzas basados en el principio de que todo vale siendo lo importante obtener beneficios sin preocuparnos como se han obtenido. La realidad es que toda la banca debería llamarse ética, ya que tiene las herramientas suficientes para lograr que todos los grupos sociales obtengan una rentabilidad acorde con los principios de la ética empresarial. Invertir en proyectos para luchar contra la pobreza, promover la inserción socio-laboral de personas excluidas o en riesgo de exclusión social, educación, sanidad, bienestar social, vivienda, juventud, comunicación, etc. Hacen que la actividad bancaria, basada en la ética financiera, obtenga beneficios más acordes con los principios de integridad, responsabilidad y afinidad de aquellos valores éticos en los que debe sustentarse la sociedad.

Es por tanto, necesario el educar a los ahorradores y a los beneficiarios del crédito responsabilizando, al primero, a conocer el destino y la modalidad de uso de su dinero y estimulando, al segundo, a desarrollar con responsabilidad proyectiva su autonomía y capacidad empresarial. Además, muchas de las entidades financieras que nos rodean, consideran que se sustentan en valores éticos al tener una responsabilidad social corporativa contribuyendo activa y voluntariamente al mejoramiento social, económico y ambiental.

Sin embargo, lo que verdaderamente se persigue es conseguir una mayor fidelidad de la marca, un mejor posicionamiento de imagen, una actitud más favorable por parte de los consumidores y medios de información, una mayor defensa contra la crisis, la distinción de la competencia, y por último fortalecimiento de la imagen.

En definitiva, aplicar los principios del marketing obteniendo el máximo beneficio sin preocuparse por la rentabilidad social. Podemos afirmar, sin lugar a error, que nuestro sistema financiero no es ético, y esta falta de ética ha sido una de las causas que han originado la actual crisis económica. El futuro de la economía se ha de basar en el bien común, como objetivo ultimo. Los gobiernos, las entidades financieras, las empresas, los ciudadanos deben de estar acordes en relación al bien común ya que nadie debe ganar desproporcionadamente en relación al otro, porque si no se rompe la sostenibilidad de ese bien común.

Más información| Banca ética: Entidades financieras diferentes

En QAH| ¿Qué es una Cooperativa de crédito y un E.F.C?

RELACIONADOS