Tecnología y Social Media 


Por qué elegir discos SSD para tu hosting

A la hora de elegir un alojamiento web para nuestro sitio web hay que tener muchos factores en cuenta. Uno de los más importantes es sin duda la calidad de los servidores que contratas y la velocidad de carga que proporciona a tu página web.

Desde hace algún tiempo vamos viendo como las principales empresas de hosting han ido cambiando sus discos de alojamiento implementando progresivamente los discos SSD.

velocidad hosting SSD

Antiguamente lo más normal era encontrarnos en las empresas de hosting con discos SATA y SAS.

Los discos SATA lo que tenían era una capacidad de almacenaje bastante grande pero en cambio su velocidad de carga se veía bastante relentizado.

Los discos SAS son más rápidos y permiten un acceso a la información más rápida pero tienen el inconveniente de que su capacidad es inferior.

Dependiendo de una empresa u otra se utilizaban unos u otros discos.

Desde hace poco tiempo, un gran número de empresas vienen ofreciendo otro tipo de almacenamiento para su alojamiento web, los SSD. Estos discos son mucho mejores ofreciendo un gran número de ventajas sin apenas tener inconvenientes.

Compañías de hosting como Webempresa, FactoriaDigital o Cubenode llevan tiempo ofreciendo este tipo de discos a sus clientes obteniendo muy buenos resultados. Sus clientes han experimentado una mejora en la velocidad de carga de las páginas web y esto se ve recompensado con una mejor experiencia de usuario de sus clientes y una menor tasa de abandono.

Si una página carga rápida evita que el cliente se desespere y acabe abandonándola antes de tiempo. Además a Google le gusta que tu web carga rápido premiándola con mejores posiciones en su buscador. Desde hace tiempo es uno de los factores que Google tiene en cuenta para clasificar las páginas en sus resultados.

Ventajas de los discos SSD

  • Los discos SSD no tienen partes mecánicas, son circuitos con chips de memoria flash que hacen que el acceso a la información sea mucho más rápida.
  • Al carecer de partes mecánicas son más seguros y tienen un menor deterioro que sus antecesores.
  • Son muy silenciosos y apenas emiten ruido ninguno.
  • Son discos con un bajo consumo de energía y más eficientes.

Como principal inconveniente debemos citar el alto precio que tienen estos discos en comparación con los SATA o los SAS. Son más nuevos y utiliza una tecnología más cara pero poco a poco vamos viendo como la diferencia de precio no es tan alta y van ajustándose.

Al principio lo normal era encontrar discos SSD con poca capacidad y esto también ha cambiado. Cada vez encontramos modelos más potentes, con más capacidad y aun precio mejor.

Con el paso del tiempo esta diferencia irá disminuyendo y no tendrán un precio tan elevado.

De echo, si miramos los planes de precios de cualquiera de las empresas que anteriormente hemos mencionado y que utilizan discos SSD, veremos como disponen de tarifas muy competitivas incluso pudiendo utilizar descuentos atractivos como los que ofrece Webempresa para sus nuevos clientes, logrando unas tarifas normales o incluso mejores que competidores que aún siguen utilizando los discos tradicionales.

Así que ahora ya lo sabes, si estás buscando un hosting para alojar tu página web, fíjate en que tipo de discos utilizan y cuál te conviene más.

 

Imagen | Hostpreneur.net

 

RELACIONADOS