Economía y Empresa, Jurídico 


¿Por qué el Sistema Público de Pensiones español es inviable?

Desde hace meses, y acrecentado por la crisis económica, se habla de “inviabilidad del sistema público de pensiones” o de la alternativa de “planes de pensiones privados”, aunque todavía el debate político es prácticamente inexistente. El eje principalPirámide de población España de este tema se encuentra en el área demográfico. En primer lugar debemos tener claro el funcionamiento del sistema público de pensiones, y se resume fundamentalmente en que los jubilados que cobran las pensiones lo hacen directamente a través de las contribuciones que hacen los trabajadores en activo, lo cual se conoce como “solidaridad intergeneracional”

Echando un vistazo a la pirámide de población, la estructura de la misma no es más que la interacción de dos factores: Natalidad-Mortalidad y migración, los cuales han determinado a lo largo del tiempo la dimensión cuantitativa de los recursos humanos de la economía española. Comenzando por la natalidad (Cociente entre nacimientos en una población /total de personas que lo forman) intuimos por la gráfica el desplome paulatino de la misma desde 1970 hasta el 2000. Este desplome se debe principalmente a  los cambios estructurales de la sociedad española (por ejemplo la incorporación de la mujer al mercado laboral), dando forma a una pirámide de población de las denominadas “modernas” o del “mundo desarrollado” .

En poco más de 20 años se pasó del Baby Boom a la escasez de nacimientos.  Desde el 2000 hemos visto un pequeño aumento de la tasa de natalidad debido principalmente a la alta fecundidad de las mujeres inmigrante. Lo anterior expuesto junto con el aumento paulatino de la esperanza de vida conforman la pirámide de población española.

Ahora bien, el problema que presenta este cambio demográfico (del Baby Boom a la escasez de nacimientos) es lógicamente el del envejecimiento gradual de la población (problema que también comparten la mayoría de economías occidentales) y las consecuencias que tiene este envejecimiento para el sistema público de pensiones. Actualmente la esperanza de vida en España es de 80,6 años y la edad de jubilación actualmente en España es de 65 años (sin contar el régimen transitorio puesto en marcha en 2013 que amplía la edad a un máximo de 67 años). El aumento de la esperanza de vida junto con el descenso de natalidad expuesto tiene una consecuencia inmediata: Aumento de la proporción de jubilados mientras que se reduce el número de trabajadores que contribuyen al fondo público de pensiones.

El gran número de nacimientos ocurridos a mediados de siglo estarán jubilados en menos de 30 años, y las pensiones de los mismo deberán ser soportadas por los trabajadores en activos en ese tiempo, pasando de los tres trabajadores que soportan hoy en día la pensión de un jubilado, a los uno y medio que se prevé en un futuro. Es esta la razón principal por la que el sistema público de pensiones es inviable a largo plazo, la insostenible presión fiscal que supondría para los trabajadores.

La estructura demográfica, fruto del pasado y del presente de la sociedad española no se puede modificar, por lo que las salidas para que el sistema público de pensiones sea viable es un cambio en el sistema  (por ejemplo un mayor control de las prejubilaciones o una nueva regulación de las mismas), una transición paulatina de lo público a lo privado en relación a los fondos de pensiones, o una apuesta por la mejora de la productividad, o bien una mezcla de ambas.

En QAH| La jubilación de los autónomos, Alternativas a la disminución de las futuras pensiones, ¿Qué es lo más importante al contratar un plan de pensiones?, Hacienda somos todos: ¿Porqué debemos pagar impuestos?

RELACIONADOS