Cultura y Sociedad, Historia 


¿Por qué el año comienza el 1 de enero?

Herodes El Grande

Herodes el Grande

Aunque lo comúnmente aceptado es que Jesucristo nació el día 25, exactamente la noche del 24 al 25 de diciembre del año 1 de nuestra era, en realidad no fue así y Cristo nació unos años antes del año 1 después del nacimiento de Cristo, es decir, tenemos una paradoja curiosa.

Según los datos históricos y en base a los documentos contemporáneos de Cristo, este nació cuando aún vivía Herodes el Grande. Este rey de Israel, del que se conocen la vida y hechos con cierto detalle, murió en el año 4 antes de Jesucristo, usando la terminología temporal actual. Hay otros documentos y hechos históricos, como la referencia en las Sagradas Escrituras al viaje a Belén de San José y la Virgen, que al parecer se debía a una orden relacionada con el censo mandado por el emperador romano Augusto y hay datos sobre tales órdenes. Así, podemos concluir que Jesucristo nació entre el año 4 antes de Cristo y el 7 antes de Cristo, siendo más probable el año séptimo a.C..

Si es complicado determinar con exactitud el año de nacimiento de Cristo, podemos imaginar que hacerlo con el día es poco menos que imposible. De hecho, si hacemos caso a algunos de los textos de las Sagradas Escrituras de un modo más o menos literal, posiblemente el nacimiento fue en primavera, pero en cualquier caso, no son el ámbito de este texto los días sino los años. Y si ya hemos visto que Cristo nació antes de Cristo, también resulta curioso que siendo su nacimiento colocado en el día 25 de diciembre, el año comience unos días más tarde, el 1 de enero.

Dionisio El Exiguo

Dionisio El Exiguo

Este hecho se lo debemos a Dionisio El Exiguo, un monje que recibió el encargo por parte del papa Juan I en el año 525 d.C. de determinar el primer año de la era cristiana y por lo tanto marcar el año 1. Fue este hombre el que cometió el error de colocar el año 1, supuesto año del nacimiento de Cristo, unos 7 años más tarde del momento real, como ya hemos explicado. Y también es responsabilidad suya que el comienzo del año no sea el día 25 de diciembre. Algo que, por otra parte, nos brinda la oportunidad de dos celebraciones en estas fechas: Navidad y Año Nuevo.

Dionisio El Exiguo consideró que el día verdaderamente importante no era el día del nacimiento, sino el día en el que Jesucristo comenzó su vida desde un punto de vista religioso, es decir, el momento en el que entró en la congregación religiosa que le correspondía. De acuerdo a la tradición judía, un varón daba ese paso el octavo día después de su nacimiento. Así, nacido el 25 de diciembre, el 26 sería el segundo día, el 27 el tercero… y el 1 de enero sería el octavo día. Y ese día fue tomado como primer día del año y por lo tanto, ese primer día del primer año marcó el inicio de nuestra era.

 

En colaboración con QAH| Curistoria

Imagen| Herodes el Grande, Dionisio El Exiguo

RELACIONADOS