Jurídico 


¿Por qué alguien confiesa crímenes que no ha cometido?

interrogatorio

Ya en el siglo II, Quintiliano había aludido al peligro de generar falsas confesiones con el uso de la tortura. Según Tomás y Valiente (1994), el primer texto legal español que abolió la tortura fue la Constitución de Bayona de 1808. La confesión de un delito debe ser voluntaria, fruto de un consentimiento no viciado, y la confesión resulta viciada y es revocable por cualquiera de las causas que vician el consentimiento, como la violencia física o psíquica, el error, el dolo y la alteración mental. Sin llegar a la tortura, erradicada en nuestro sistema, existen prácticas y estilos en la formulación de las preguntas que pueden inducir confesiones falsas en determinadas personas.

Existen cientos de casos en los que un sospechoso ha terminado confesando un crimen que posteriormente, la evidencia de las pruebas, ha demostrado que era falsa. Y no siempre estas falsas confesiones obedecen a métodos coactivos en los interrogatorios o la toma de declaración, sino a otros factores psicológicos o de métodos sutiles de interrogatorio que conviene conocer, precisamente para evitarlos.

Menores de edad, personas con deterioro cognitivo u otras vulnerabilidades psicológicas, sujetos con depresión y delirio de culpa, personas sugestionables o auto-sugestionables que ante las preguntas reiterativas de los interrogadores van asumiendo falsas memorias, dudan y terminan aceptando la autoría de los hechos; otras falsas confesiones auto-inculpatorias tienen por objeto proteger a un tercero que puede ser el autor real del delito.

El artículo 389 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal establece: Las preguntas que se le hagan en todas las declaraciones que hubiera de prestar se dirigirán a la averiguación de los hechos y a la participación en ellos del procesado y de las demás personas que hubieren contribuido a ejecutarlos o encubrirlos. Las preguntas serán directas, sin que por ningún concepto puedan hacérsele de modo capcioso o sugestivo. Tampoco se podrá emplear con el procesado género alguno de coacción o amenaza.

Un reciente estudio realizado en el Reino Unido por Soukara, Bull, Vrij, Turner y Cherryman (2009), donde se analizaban las prácticas más habituales usadas por la policía al interrogar a sospechosos, muestra que las tácticas más utilizadas consisten en presentarles evidencias en su contra (en un 99% de los interrogatorios analizados), hacer preguntas abiertas (99%) y/o preguntas sugestivas (91%), preguntar de forma repetitiva (84%), mostrar las contradicciones que comete el sospechosos (75%), acusar directamente a los sospechosos sobre su implicación en los hechos (74%) y revelar evidencias que muestran que el sospechoso miente (71%).

¿Cuál es la táctica más efectiva? Según el estudio de Soukara y cols. (2009) presentar evidencias y hacer preguntas abiertas eran las tácticas que más correlacionaban con confesiones de los sospechosos, ya que se utilizaron en la totalidad de los casos en los que se produjeron confesiones; pero también fueron las más utilizadas y no permitieron obtener la confesión en un 60% de los casos. No obstante, el problema al que probablemente se enfrentaban en estos casos era más la colaboración del sospechoso que la capacidad de recordar, que suele ser el principal problema de testigos y víctimas.

El empleo de prácticas como el cansancio, un largo interrogatorio, el estrés, el hambre, la falta de sueño, el miedo, la amenaza de un castigo mayor si no se confiesa o la promesa de reducción de condena si se acepta la autoría, preguntas sugestivas o actitudes intimidatorias pueden provocar confesiones falsas. Casos de menores que han aceptado la autoría de crímenes familiares siendo inocentes, violadores condenados y posteriormente liberados por la evidencia del ADN o falsas confesiones de homicidio son algunos de los ejemplos que han dado lugar a una serie de recomendaciones sobre los interrogatorios y a toda una estructura formativa que pretende mejorar estas prácticas en los operadores policiales y jurídicos.

Organizaciones internacionales recomiendan la grabación en vídeo de los interrogatorios y declaraciones, de modo que puedan valorarse posteriormente, tanto las prácticas empleadas por los interrogadores como el estado mental del declararante; cambios en la formación de los métodos interrogatorios y permitir la valoración por expertos de las confesiones dudosas, son algunos de los métodos recomendados.

La libertad humana no es de carácter absoluto, y está influida por numerosos factores personales y del ambiente, que pueden llevar a alguien a cometer actos tan aparentemente absurdos como una confesión auto-inculpatoria falsa. El sistema judicial y policial debe conocer estas limitaciones, para garantizar adecuadamente los derechos de los individuos y evitar errores de condena de inocentes.

Vía |Red Inocente

Mas información | Innocence Project, False Confessions

Imagen | Interrogatorio

Vídeo | Dailymotion

RELACIONADOS